Trucos para que tus hierbas aromáticas duren más

Si nos dejamos llevar por la comodidad y compramos sin criterio podemos llevarnos sorpresas como esta:

Cilantro que no es tal

Ahí lo tienes unas inocentes hierbas convertidas en un pseudoalimento que solo beneficia al bolsillo de quien lo vende.

Glucosa, glicerol (un alcohol), aceite vegetal (sin determinar así que espérate lo peor) suero lácteo en polvo, lactato de sodio (una sal sódica del ácido láctico producida mediante fermentación de azúcares del maíz o remolacha y que puede inducir ataques de pánico en personas con ansiedad crónica) sal marina, antioxidantes (vitamina C) y como espesante un goma de xantan, un azúcar muy usado en la cocina asiática porque no sabe dulce.

Así que cortar unas cuantas hierbas para aliñar una ensalada o pescado se han convertido en 5 productos no recomendados si te importa tu salud.

Lo mejor de todo es como nos venden el producto:

Todo ventajas, verdad?

Como hacerlo en casa sin necesidad de azúcares y demás sustancias:

No es necesario decir que a pesar de ser más cómodas las hierbas aromáticas tienen menos sabor en seco que cuando están frescas, por una parte las hierbas de hoja verde como el perejil, el cilantro, la albahaca y menta, podríamos tenerlas en casa como una planta viva. Luego estarían el romero, eneldo, tomillo y cebollino.

A veces aprovecho paseos por el campo para hacerme con menta, anís, perejil, cilantro, romero etc. Y las de hoja verde son las que más rápido se estropean, ¿que hago con ellas?

Si vamos a consumirlas en menos de una semana: tratarlas como si fueran flores, un vaso con agua, luminosidad, y buena temperatura.

– En periodos un poco más largos de 20 días a un mes, lávalas primero y luego sécalas, ya sea en con un paño o en una centrifugadora de ensalada si es mucha cantidad. Una vez secas envuelvelas en dos papeles de cocina, tapándolos por completo (incluso por arriba) y se ponen los tallos en un vaso de agua que guardaremos en la nevera cambiándole el agua cada dos días. Y no las coloques en el fondo del frigorífico, déjalas donde las veas para que no se te olvide usarlas. Este proceso no es necesario hacerlo con el tomillo y el romero que son más fuertes.

– Para periodos mucho más largos se pueden congelar, se lavan, pican y se ponen en cubiteras de hielo con agua aunque es mejor hacerlo con un caldo de verduras, carne o pescado. Y así matas dos pájaros de un tiro en un par de horas de trabajo que puedes ir economizando tiempo en preparación de comidas durante muchos meses.

¿Y tu tienes algún truco para tratar tus hierbas aromáticas? ¿ Quieres compartirlo conmigo?

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
  • Pingback: De monasterios y ferias alimentarias | Me gusta estar bien()

  • Daniel

    Esa es la marca que hay en mi super (Bon Preu) y tal como me quejaba en un foro, de que le meten aditivos a todo, resulta que aqui se me confirma con esas especias. El gran reto no es comer paleo, sino evitar los "extras" que nos rodean (en especial azúcares) de cualquier alimento, bebida,.. que nos encontramos en cualquier sitio hoy en dia.

  • El problema que le veo ya no es que intentes escapar de los aditivos sino que lo fresco/sano cada día es mucho más caro que aquello que no nos conviene. Estás enfermo porque eres pobre o eres pobre porque estás enfermo, ese fue un debate que se trató en USA hace unos años y que, salvo porque aquí los medicamentos no se pagan completamente, podríamos trasladar ese debate a este país. Esta semana voy a tratar el tema con unas almendras del mercadona que ilustrarán perfectamente el tema.

  • María Àngela

    Si compartir que cuando tengo mucha albaca fresca, la lavo bién, la seco con la centrifugadora para sacarle todo el agua, y la congelo directamente en botecitos de plastico para congelador, siempre la tengo a punto para utilizar. También cojo un mortero y pico las hojas de albaca o perejil, y después le añado aceite de oliva hago una buena mezcla, y la pongo en tarritos de cristal en la nevera, listo para aliño de ensaladas, pesto, o para un guiso, el aceite conserva y con el tiempo se impregna de todo el aroma de las hierbas, tiene duración de un mes, quiza puede durar más, pero no lo he experimentado…
    Gracias por difundir noticias para el bién común…
    Un abrazo,
    María Àngela

    • megustaestarbien

      Gracias María Ángela!!

      Después de muchos experimentos creo que se guardan mejor en aceite o solas como tu dices que en agua, además usar agua en según que platos puede ser una mala idea.
      Este artículo hay que editarlo para mejorarlo!!

  • Eneri

    Mmm qué interesante, no había pensado en guardarlas en aceite!! he probado a congelarlas pero luego se me quedan hechas un churro y ennegrecidas, ¿habré hecho algo mal? Gracias por los consejos!

A %d blogueros les gusta esto: