Fiambre de pollo y pavo al vino tinto

Esta es una receta muy fácil de hacer y donde puedes demostrar tu creatividad, hay muchas formas de preparar fiambre, quizás esta sea la más sencilla.

Tener fiambre hecho en casa puede ser un buen comodín a la hora de solucionar un desayuno aunque también puede usarse como ingrediente de una ensalada. Además podemos congelarlo una vez hecho, tanto en porciones separadas como entero e ir cortando la cantidad necesaria.

En esta receta he usado vino tinto como un guiño a la batalla del vino que hoy ha tenido lugar en Haro, pero es totalmente opcional, reconozco que tiene que gustarte mucho el vino tinto para usarlo en este fiambre!!

Ingredientes:

1 pechuga de pollo
1 pechuga de pavo
Medio litro de vino tinto (puedes hacerlo con agua o con vino blanco)
1 sobre de gelatina neutra
Especias al gusto.

Paso 1: Lava y corta en trocitos las pechugas y ponlas a macerar en el vino junto con las especias que más te gusten, en este caso he usado laurel (que luego he retirado) nuez moscada y tomillo.

Si no quieres usar vino, puedes macerarlas en aceite de oliva o zumo de limón, maceramos la carne para que tenga más sabor, pero es un paso opcional, puedes pasar directamente al paso dos y añadir más sabor usando especias, frutos secos, jamón o panceta.

Paso 2: Cuece a fuego medio las pechugas, en el mismo líquido de maceración, añádele agua en caso necesario. Sal y pimienta al gusto.

Paso 3. Una vez cocida la carne pícala en la batidora usando un poco del caldo de cocción, el grado de picado depende de la textura que quieras conseguir, en mi caso prefiero trozos visibles de carne (me gusta dar uso a los dientes!!) pero si prefieres un fiambre al estilo industrial no tienes más que picar muy finamente la carne.

Paso 4: Una vez esté la carne picada a tu gusto, ponla en un bol. Mientras vamos a disolver la gelatina en un poco de agua o caldo de cocción que luego iremos añadiendo a la carne mientras la removemos, para que se impregne totalmente con la gelatina.

Este es el momento de añadir otros ingredientes, el pistacho es uno de los más resultones, pero también podemos añadir otros fiambres salados, trufas, granos de pimienta, incluso aceitunas o pimientos del piquillo. Es tu fiambre así que tu decides!!

Paso 5: Forramos un molde con papel plástico y vamos poniendo poco a poco la mezcla de carne, apretándola contra el fondo para que no queden burbujas de aire, si quieres puedes hacer capas con los ingredientes extra.

Paso 6: Y solo falta que endurezca la gelatina, así que a la nevera por un mínimo de 3 horas y un máximo de 12 horas.

Y a disfrutarlo!!

Esos pimientos no son de Herbón son de mi casa!!

Esos pimientos no son de Herbón son de mi casa!!

 

Extras:

– Recomiendo esta receta sobre todo a personas que no tienen durante la semana tiempo para cocinar, en apenas hora y media puedes tener solucionadas varias cenas o desayunos.

– Cuando compres carne o pescado si vas guardarlos en la nevera para hacerlos más adelante prueba a dejarlos macerando, ya sea en adobo, con una salsa chermoula, en vino dulce, leche, aceite de oliva, sal o con especias como la pimienta o el curry. Cuando vayas a cocinarlos habrán ganado mucho sabor.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: