Paleo crepes dulces

La receta de hoy es un básico, creo que fue la primera receta que aprendí en mi vida y reconozco es una de esas «comidas confort» que de vez en cuando en momentos especiales necesitamos. Puede hacerse de mil maneras, pero esta es la más rápida y sencilla.

La receta originaria en donde vivo se denomina «filloa» y se realizaban durante la matanza del cerdo, antes en cada casa había al menos uno y se salaban ciertas partes para abastecer a toda la familia durante todo el año y era una verdadera paleoreceta porque se usaba la sangre del animal en vez de leche, en el norte de Portugal todavía pueden tomarse esas filloas, y lo siento por los aprensivos pero sabían dulces y eran muy parecidas a las de chocolate, más de uno habrá comido filloas de sangre pensando que eran de chocolate…

Bueno al lío que hay hambre!! Pongo los ingredientes para 1 persona y multiplicas si se te suman otros comensales a tu particular «banquete»:

Crepes dulces:

1 huevo mediano
2 cucharadas de leche de coco (si tomas lácteos cámbiala por nata o leche)
Canela y edulcorante al gusto
Ralladura de naranja
2 cucharadas soperas de harina (almendra, coco, trigo sarraceno..etc)
Una pizca de sal.
Una cucharadita de postre de cacao para las de chocolate

Paso 1: Mezcla con la batidora o a mano todos los ingredientes. La textura debe ser casi líquida.

Paso 2: Pon a calentar a fuego medio una sartén, es importante que sea de calidad o al menos sea nueva para que no se nos pegue la mezcla.

Paso 3: Pincha en un tenedor un trozo de mantequilla o manteca de cerdo y pásala por toda la superficie de la sartén, también puede hacerse con un chorrito de aceite de oliva y quitando el exceso de aceite con un papel de cocina.

Paso 4: Esta es la parte más técnica, conviene practicarla mucho, mucho. Cuando esté caliente pon la mitad de la mezcla, con estas cantidades da para 2 crepes pequeñas,  y deja que se haga, ten paciencia hasta que veas que empieza a despegarse de la sartén y dale la vuelta un poco más de tiempo pero sin que llegue a tostarse y listo!! A disfrutar!!!!!!!!

Las he realizado con diferentes harinas, mis favoritas son las mixtas de sarraceno y almendra, a la textura áspera del trigo sarraceno, la almendra le aporta esponjosidad y el trigo le quita amargor a la almendra, una combinación perfecta

Extras:

– Para desayunos puedes dejar la mezcla enfriando en la nevera la noche anterior, así solo tienes que poner la sartén al fuego y disfrutarlas
– Es aconsejable dejar descansar la mezcla con harina de trigo sarraceno al menos 10 minutos, para que emulsione.
– Se pueden añadir otros ingredientes, frutos secos picados, arándanos, funciona exáctamente igual que una tortilla.
– Un chorrito de un licor o vino dulce le dará un toque especial.

No tengas pereza a probarlas, y se convertirán en tu desayuno favorito!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: