Desayuno en la dieta paleolítica: pechugas marinadas

Más ideas para desayunar de forma sana y con proteína esta vez es ideal para aquellas personas que viven solas ya que cada unidad es la medida perfecta para una persona.

Se pueden hacer con pollo, pavo, solomillo e incluso pescado blanco, y hoy he usado pechugas de pollo, con 1 pechuga da para 3 fiambres, además puedes rellenarlos o no y ponerle mucha cantidad de especias para que tenga mucho sabor.

En 30 minutos podemos tenerlas preparadas y decidir si congelarlas o simplemente las dejamos en la nevera para tomar en frío.

Vamos con los ingredientes:

1 pechuga de pollo (fileteada en caso que quieras rellenarla)
Sal, pimienta y especias varias
Papel film transparente apto para microondas

Para los rellenos:

Jamón serrano
Panceta fresca
Pipas de calabaza u otros frutos secos

Para empezar un consejo: cuando compreis carne blanca como apenas tiene sabor es muy conveniente lavarla y ponerla a marinar hasta la hora en que vayais a usarla, con las pechugas de pollo uso zumo de limón y especias de sabor fuerte como curry, tomillo o romero..etc, lo cierto es que ese pequeño gesto merece la pena porque aporta mucho sabor a esta carne.

Manos a la obra:

Paso 1: Ponemos una olla con agua a fuego medio. Cortamos un trozo grande de papel transparente y ponemos la pechuga abierta sobre él.

Paso 2: Sal pimentamos las pechugas y ponemos el relleno sobre ella, cuidado con el jamón serrano que ya es salado y podemos pasarnos de sal.

Paso 3: Ahora toca enrrollarlas procura hacerlo muy apretado para que no quede aire y no está de más si le das varias vueltas para evitar que nos entre agua al cocerlas.

Paso 4: Una vez tienes hecho el paquetito como si fuera un caramelo pero haciendo un nudo con el plástico,  lo ponemos en el agua.

El truco de esta receta reside en que el agua no tiene que hervir, a fuego medio se hacen en 15 minutos, pero puedes dejarlas hasta 30 minutos sin problemas

Paso 5: Si te has fijado a la hora de echarlas al agua se han hundido, poco a poco irán subiendo cuando floten totalmente están hechas, es la medida ideal para saber cuando sacarlas.

La superior está rellena de pipas de calabaza con curry y canela. La de en medio es de panceta fresca y tomillo y la de abajo es de jamón serrano y orégano. Pero las variedades pueden ser infinitas, ahí eres tu quien decide.

Cocinar ¿es fácil o no? ¿Te atreves con las pechugas marinadas?

Para acompañarlas he hecho una salsa con nata, zumo de limón, pepino, perejil, cebolla y tomate. Pones todos los ingredientes en un bol y los batimos con la batidora y servimos muy frío. Un aliño fresco y delicioso para el verano.

Proxima receta: Paleo postre Panna cotta de arándanos y coco con semillas de sésamo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: