Aprende a leer etiquetas para saber comprar

Cuanto mejor quieres que sea tu dieta para sentirte bien, estar sano y mantenerte naturalmente delgado, más deberías alejarte de la comida envasada, pero como esto no siempre es posible, vamos a descubrir los trucos que se emplean en la industria alimentaria para hacer que gastes tu dinero en algo que no siempre es lo que crees que estás comprando.

Porque recuerda que no solo estás gastando dinero también es tu salud y futuro lo que está en juego, así que aprende algunos trucos y se tu quien decide.

Todo natural

El que algo sea natural no lo convierte en sano o beneficioso siquiera, acaso el arsénico no es natural y acaso no te mata?. Tanto se ha usado ese término que hoy en día leerlo en una etiqueta es más un signo para desconfiar que una garantía de salud. A veces llaman a algún alimento natural, solo porque es derivado de otro. El jarabe de maíz por ejemplo es natural porque deriva del maíz, y casi podríamos decir algo parecido de la coca cola, no? Muy natural todo como veis.

Orgánico

A veces los productos son orgánicos y a veces solo lo es una pequeña parte de sus ingredientes, pero solo por el hecho de que un solo ingrediente sea orgánico los productores pueden ponerlo en la etiqueta sin estar mintiendo. Es cierto que es un producto orgánico, con un ingrediente orgánico, lo que no te dicen es que el resto de ingredientes no lo son, será que no lees bien o que no haces las preguntas correctas. Es como aquella frase que decía: si no quieres que te engañen, no preguntes. Ellos no mienten y tu pagas un sobreprecio por algo que obtienes a medias. Ya sabes, en la compra como en todo contrato: aprende a leer la letra pequeña.

Bajo en grasa

Otro término que vende pero no beneficia. Lo que no dicen es que han reemplazado esas grasas con azúcares y/o almidones para donde antes había sabor ahora haya dulzor y así no eches nada en falta. El problema de reducir las grasas es que aumentamos triglicéridos y el colesterol HDL descenderá en la misma proporción. Así que por evitar grasas debido a desconocimiento y a la grasofóbia que nos rodea, lo que se consigue es tener problemas cardiovasculares. Las únicas grasas de las que tienes que huir son de las denominadas trans y aceites vegetales altos en omega 6, del resto no huyas!!

Sin azúcar

Pero con un montón de edulcorantes, así deberían ser las etiquetas si no quisieran engañarnos pero no lo son. El problema con los edulcorantes es que son productos químicos que producen efectos secundarios como ezcemas, pánico, diarreas, dolores de cabeza, cánceres, tumores, problemas renales, hígado graso además de ser una lotería en tu organismo, porque quizás a ti te toque una dermatitis persistente y achacas a la falta de hidratación, o puede que tu organismo está usando esas sustancias extrañas para ir formando un tumor en tu vejiga, solo lo sabrás una vez el daño esté hecho. Además el sabor dulce tenga o no calorías pone en funcionamiento tu insulina y eso hace que engordes. Mala idea, veas por donde lo veas.

Bajo en calorías

Cada vez que leo esto me echo a temblar, ¿como se puede rebajar las calorías en un producto? Fácil, creando otro, es decir, si esperabas tomar patatas bajas en calorías créeme que no existen, patatas son patatas y tienen las calorías que le corresponden lo que te venden es otro producto seguramente le sacan parte de la patata y rellenan esa parte con productos químicos menos calóricos, pero de seguro más perjudiciales. Si quieres rebajar las calorías de tus patatas tienes fácil: COME MENOS PATATAS!!!!

Bajo en carbohidratos

Esta es nueva, así que toca estar aún más atentos si cabe. Como ya sabemos si en un alimento nos quitan algo, estate seguro que nos ponen algo en su lugar, en este caso van a ser alcoholes del azúcar, edulcorantes artificiales, grasas trans. Los carbohidratos, exactamente igual que las grasas, no son todos iguales, hay que distinguir los buenos de los refinados, tomar los primeros y desechar los segundos. Pero no cometas el error de no tomar hidratos, los necesitas al igual que proteínas y grasas.

Más vitaminas, más fibra, enriquecidos.

Es una buena manera de hacer los productos más atractivos, y atraer a los compradores preocupados por su salud, ¿pero es real? Si comparamos los fantásticos Special K (básicamente cereales con azúcar) con el brécol, espinacas..etc ¿que crees tiene más fibra? Lo único que no tienen las espinacas y el brécol son los publicistas de Kellogg

Pues ahora de ti depende que te engañen o no!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: