Mousse tradicional de chocolate, sin gluten y sin azúcar

Si cuando estás triste lo único que te apetece es chocolate, bienvenido a mi mundo!! Pero vamos a hacerlo bien y entregarnos al placer sin comprometer la salud con buen chocolate, buenas grasas y sin azúcares.

El de hoy es la receta tradicional del mousse sin nata, para que no sea tan pesado y puedas prepararte mucha cantidad sin remordimientos, vamos allá!!

Mousse de chocolate sin azúcar y sin lactosa

Ingredientes para 2 personas:
50 g de chocolate (puedes usar varios tipos para obtener un sabor más especial)
2 huevos, separados yema  y clara
Una pizca de sal
25 g de mantequilla o mejor ghee si eres intolerante a la lactosa
1 cucharadita de cafe natural
1 cucharadita de tagatosa o 2 gotas de stevia (opcional, los verdaderos amantes del chocolate lo tomamos sin edulcorar)

Receta mousse de chocolate sin azúcar

Cómo lo hacemos en 15 minutos:

Paso 1: Primero con un poco de ghee diluimos el chocolate, ya sea al baño María o en el microondas. Cuando esté disuelto lo dejamos reposar para que enfríe ligeramente. Me gusta echar una cucharadita de café o de canela a veces incluso pimienta para darle un punto de gracia.

Paso 2: Montamos las claras, tienen que estar a temperatura ambiente y con una pizca de sal las montamos muy duras, que puedas dar la vuelta al recipiente y no se deslicen ni se caigan, prácticamente hacia el final échale una gota de stevia o media cucharadita de tagatosa.

Paso 3: Toca batir las yemas para montarlas hasta que doblen su volumen y blanqueen, echa el resto del edulcorante sobre las yemas.

Paso 4: Toca mezclar las yemas con el chocolate, hazlo poco a poco y solo cuando veas que ambas temperaturas son parecidas, si se pone dura la mezcla y cuesta trabajarla, puedes usar un poco de clara montada para aligerarla.

El truco del mousse es que tenemos que lograr que yemas y chocolate estén a la misma temperatura para que estas no cuajen al mezclarlas con el chocolate o el chocolate no endurezca si las yemas están muy frías.

Paso 5: Y ahora la última de las mezclas la de chocolate con las claras, hazlo poco a poco con movimientos envolventes, sin batir, para no perder el aire de las claras.

Paso 6: Una vez tengas una mezcla esponjosa, pásala a los recipientes y guárdalas en la parte baja de la nevera. Lo ideal es tomarlas de un día para otro, para que endurezcan y se mezclen los sabores. Pero con 3 horas de nevera es suficiente si te mueres de ganas y no puedes esperar!!!

Mousse de chocolate sin nevera

 

Hace poco compartí una noticia en el twitter sobre un estudio que demostró que el chocolate reduce en un 37% las posibilidades de sufrir problemas cardíacos pero en ese estudio independiente no se discriminó el tipo de chocolate. Y solo estudiaron a aquellos sujetos que en otros estudios comían chocolate al menos una vez a la semana, pero daba igual el tipo de chocolate que consumían.

¿A que puede ser debido esto? se preguntaron y claro con la corriente grasofóbica (la grasa es mala) que existe entre médicos e investigadores actualmente no se les ocurrió que pudiera ser la grasa saturada de la manteca de cacao presente en un 87% y pensaron que se debería a los antioxidantes y bioflavonoides del cacao.

Y sí, el chocolate es rico en antioxidantes, con un valor de 55.650 en el cacao en polvo que arrasa si lo comparamos con los 9.621 de arándanos silvestres o 3.290 para las bayas Gogi. También es una buena fuente de fibra, hierro, magnesio y zinc y una excelente fuente de cobre y manganeso.

El cacao en polvo 100% o la masa de cacao 100% no tiene azúcares y es bajo en carbohidratos y tiene una carga glicémica de prácticamente cero.

Si en vez de haber escogido a personas que tomaban todo tipo de chocolate (con leche, azúcares, galletas..etc) hubieran escogido a personas que cómo nosotros tomamos chocolate negro, cacao al 100% y masa de cacao al 100% sin azúcares e incluso varias veces al día, los resultados habrían sido mucho más altos en la cuantificación de porcentaje de beneficios cardiovasculares.

Venga dale a compartir, a ver si llega esta idea a los señores investigadores, mientras tanto consumiremos chocolate con un mínimo de 85% de cacao, manteca de cacao y cacao en polvo, con la tranquilidad de saber que nos protegen no solo sus antioxidantes sino también sus grasas saturadas!!!

Ya tienes la excusa perfecta para entregarte al placer y desatar tu amor al chocolate!!!!!!! Buen apetito!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: