Semillas de lino, algo más que un laxante

  A veces algunos alimentos se ponen de moda y poco a poco se van posicionando como alimentos con propiedades que no les corresponden porque están tan exageradas que llegan a ser erroneas, ese es el caso de las semillas de lino y en extensión del aceite de lino.

Las semillas de lino se hicieron famosas por su alto contenido en omega 3, hay cierta población muy sensible a algunos mensajes y si los bombardeas con las fantásticas propiedades del omega 3 van a buscar todas y cada una de las fuentes posibles. Hay otro sector, el de los vegetarianos, que también es sensible al mensaje saludable y quieren aprovechar el omega3 pero sin renunciar a sus ideas, estos son los que hacen que se vendan las semillas de lino y a la vez dotan propiedades casi mágicas

Semillas de lino informacion nutricional

Lo que no dicen es que el omega 3 de las semillas de lino no es tan asimilable como el de origen animal debemos transformarlo para asimilarlo.

Los ácidos grasos omega 3 de cadena larga se componen de EPA (eicosapentanaenoico) y DHA (docosahexaenoico) Y se encuentran exclusivamente en pescados, mariscos y algunas algas. Podemos sintetizar el omega 3 de la cadena corta a través del ácido alfa-linolénico (ALA) que encontramos en semillas de lino, nueces y pipas de calabaza.

Pero que seamos capaces de hacer esa conversión no significa que sea de forma efectiva y/o fácil. Menos del 5% se convierte en EPA y alrededor del 0,5% en DHA, porque necesitamos convertirlo a través de otros ácidos y esto supone un desgaste. Así que para obtener buenos niveles de DHA lo mejor es consumirlo en la forma más asimilable posible y esto es a través de pescado y mariscos.

Y los supuestos efectos sobre el colesterol han arrojado resultados contradictorios nada concluyentes.

Si has oído que ayudan en enfermedades cardíacas, necesitas saber que no está demostrado antes de gastar tu dinero esperando curar tu corazón.

He leído que curan el cáncer, y eso es tan cierto como asegurar que comer naranjas te harán ser más sonriente.

Se está estudiando el efecto de estas semillas sobre enfermedades inflamatorias como la artritis, cánceres y tumores, hasta ahora no hay demasiados resultados.

Modo de uso de las semillas de lino

– Si lo usas como laxante tómalo con mucha agua, poniéndolo en remojo las fibras solubles te ayudarán con el estreñimiento

 – Es necesario molerlas para absorber mejor todos sus nutrientes porque si las consumes enteras van a pasar por tu intestino sin transformarse.

Concluyendo

Desde luego que las semillas de lino, al igual que las demás semillas son un alimento que podemos consumir, pero no esperes milagros añadiéndolas a tu dieta y ten cuidado con sus altos aportes en:

Fibra, 109% de la cantidad recomendada, que pueden llevarte a irritación intestinal y mala absorción de nutrientes y medicamentos y/o suplementos.
Vitamina B1, 1.6mg es el 110% de lo que necesitas al día, a los que debes sumar el aporte del resto de alimentos que consumes.
Magnesio 100g de semillas contiene casi 400mg
Manganeso cuyos 2.5mg son mucho más (124%) del que necesitas a diario.

Quien quiera milagros con las semillas de lino debería visitar esta web (modo humor on) y no creas que están tan alejadas de otras webs donde venden pastillas con propiedades curativas dignas de Jesucristo en su mejor tarde de milagros. Pero uno comienza a buscar soluciones rápidas, a no querer cambiar lo que sabe que hace mal (malos hábitos alimenticios) y termina esperando que con una sustancia/pastilla/componente mágico-científico repare aquello que dificilmente tiene arreglo sin un cambio en la alimentación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: