Patatas Hasselback, patatas para Andrés

Dicen las malas lenguas de internet que estas patatas fueron una creación y más tarde plato estrella del restaurante Hasselbacken en Estocolmo, la receta original lleva mantequilla, pan rallado, queso, romero y nata, pero he querido rebelarme y hacerlas sin lácteos, con panceta, manteca de cerdo y ajo.

Han quedado realmente buenas y van dedicadas a todos aquellos que adoran las patatas y necesitan hidratos y en especial para Andrés que disfruta patatas de Xinzo (¿o debería dedicárselas a su padre a ver si me trae unas pocas?)

Patatas Hasselback

Necesitamos para 2 personas:
2 patatas de mediano tamaño
2 tiras de panceta
Manteca de cerdo
Ajo laminado
Romero
Sal 
Pimienta
 
Tiempo es oro:
Preparación 15 minutos
Cocción 45 minutos aproximadamente

Receta patatas hasselback

 

Así se hacen:

1.- Precalienta el horno a 200ºC

2.- Lava y seca las patatas

3.- Córtalas en tiras finas (máximo un centímetro) sin llegar al fondo, puedes ayudarte de unos palillos chinos puestos a modo de tope, tal como aparece en las fotos.

4.- Coloca un poco de panceta entre las tiras y alternando un poco de ajo laminado.

5.- Sella con manteca de cerdo, intenta que la grasa quede bien metida entre las tiras.

6.- Un poco de aceite de oliva, sal pimienta, especias (tomillo y romero le sientan muy bien) y al horno. Baja la temperatura a 150ºC y deja que se haga despacito. Cuando hayan pasado 15 minutos puedes echar un poco de manteca, aceite o ghee por encima, y repetir cada 15 minutos hasta que estén listas.

Cuando veas que está arrugada por fuera pínchala con un palillo en la parte más central para asegurarte que ya está hecha. Sácala del horno, quítate el delantal y a disfrutar…

patatas hasselback sin lacteos

Extras:
– En la versión con lácteos se pone mantequilla laminada entre las tiras, también se riegan con nata y se puede hacer un gratinado con queso. Sea como fuere añade proteínas y grasas, siempre!!
– Las patatas deben consumirse con moderación en dietas de adelgazamiento, demasiados hidratos y poco valor nutricional.
 
Patatas a examen:
100g de patata asada con piel solo aporta hidratos de carbono, es decir azúcares y agua, apenas contiene minerales y solamente un poco de vitamina C.
Nutricionalmente la patata es un alimento con muy poco interés, pero una buena baza energética para aquellas personas muy activas o deportistas que necesitan sumar calorías. Así que si lo que necesitas es ganar algo de peso, las patatas son una muy buena opción. Pero eso sí, acompáñalas de proteínas y grasas!!
 
Hasselback de boniato
 
También puede hacerse con boniato (sweet potatoe) pero cuidado aquellas personas con diabetes, prediabetes o problemas de glucosa, resistencia a la insulina y similares, es demasiado aporte glúcido. 
 
Tampoco te interesa si tienes sobrepeso o estás intentando perder algo de peso.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: