Azúcar refinado, motivos para dejarlo

azucar refinado

Cuando preguntas a dietistas, médicos y medios de comunicación sobre el efecto del exceso de azúcar en la dieta la única palabra que te dicen es: DIABETES

Así de limitado es el conocimiento común sobre esta sustancia, pero el azúcar  consumido en cantidades excesivas es un veneno que nos impide estar sanos, nos enferma y nos aleja de la recuperación o curación. El efecto más comunmente conocido del consumo de azúcar es la diabetes, pero no es el único.

– El azúcar puede suprimir el sistema inmunológico y alterar el equilibro mineral del organismo.

– Causa hiperactividad, ansiedad, dificultad para concentrarse e irritabilidad en los niños.
– Puede producir un aumento significativo de los triglicéridos.
– Contribuye a la disminución de las defensas contra las infecciones bacterianas.
– Causa pérdida de elasticidad en de los tejidos, dicho de otro modo: envejecimiento.
Reduce el HDL (lipoproteínas de alta densidad) vulgarmente conocido como colesterol bueno.
– Contribuye a una deficiencia crónica de cromo.
– Contribuye al cáncer de ovarios y a todos los demás procesos cancerígenos.
– Causa deficiencia de cobre.
– Interfiere negativamente en la absorción de calcio y magnesio.
– Debilita la vista.
– Eleva los niveles de neurotransmisores (dopamina, serotonina y norepinefrina) al igual que otras drogas adictivas
– Aumenta la glucosa en sangre y causa hipoglucemia
Acidifica el organismo
– Aumenta los niveles de adrenalina en niños   
– Personas con enfermedades intestinales presentan mala absorción de azúcares en el intestino. Por lo tanto aumenta el riesgo de sufrir enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
– A mayor consumo de azúcar más arrugas
– Causa caries
– Contribuye a la obesidad
– Empeora el estado de úlceras gástricas o duodenales.
– Causa artritis.

¿Que pasa cuando comemos azúcar?

«El azúcar que comemos es sacarosa (C12H22O11), un disacárido . El azúcar que tenemos en la sangre es un monosacárido (C6H12O6).

«En todo momento el nivel de glucosa de tu torrente sanguíneo debe ser de 90 mg por cada 100 ml . Podríamos decir que la cantidad total en sangre es de aproximadamente 5 gramos o 3 cucharas de postre máximo. Cuando comes una barra de caramelo (8 cucharaditas de azúcar), un pastel (10 cucharaditas), un helado (8 cucharaditas), envías al sistema una carga de 8 a 20 cucharaditas de azúcar cuando está preparado para mantenerse en equilibrio con solo de 1 a 3 cucharaditas, y se causa un caos. Esta sobrecarga debe ser tratadaprimeramente por el páncreas que segrega la hormona insulina. Entonces, cuando hay demasiada insulina en circulación se pone en funcionamiento la glándula suprarrenal que procesa y distribuye en el torrente sanguíneo hormonas que regulan la insulina.

La comida no refinada, no es tan concentrada en azúcares y, lo más importante es que contiene vitaminas esenciales, minerales y enzimas que ayudan al estómago a utilizar de forma eficiente lo que has comido. Esto a su vez ayuda a cada célula para obtener sus nutrientes adecuados.

La continua sobrecarga de azúcar en el organismo tiene una influencia depresiva en tu metabolismo. Es decir, en lugar de acelerarlo, lo que realmente hace es ralentizarlo desgastárlo.

Alimentos que hacen lento tu metabolismo son azúcar, pan y cereales refinados, bolleria industrial, dulces en general, bebidas alcohólicas y refrescos.

Alimentos que activan tu metabolismo lo dinamizan y revitalizan son : carne, pescado, mariscos, aves, frutas frescas y verduras, quesos, huevos, mantequilla, semillas, frutos secos, etc.

El tiempo real de absorción y liberación calórica de estos alimentos es más lenta, además no estresa el organismo con un proceso digestivo que le ataca sino que mantiene el aporte de energía durante largos periodos de tiempo.

Algo a recordar es que el azúcar tiene muchos nombres, incluyendo los carbohidratos de rápida asimilación, sorbitol, manitol, sacarosa, jarabe de maíz de alta fructosa, jarabe de maíz, azúcar moreno, glucosa, fructosa, lactosa, maltosa.

Lo más recomendable para evitar enfermedades y cánceres es alejarte lo máximo posible de los azúcares e intentar poco a poco ir perdiendo ese gusto por lo dulce, hacia un paladar más natural y por lo tanto más neutro. Pero hagas lo que hagas, cuidado con los sustitutos (sacarina, aspartame) son sustancias que se acumulan en tus tejidos blandos y glándulas y pueden causar cáncer, dolores de cabeza, reacciones severas y otros problemas de salud.

Es fácil creer que algo tan inofensivo, tan blanco y con un sabor tan familiar y que damos a nuestros niños es saludable, pero recuerda que las apariencias siempre engañan…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: