Enfermedad del edulcorante, sufres o lo dejas

Cuando una nueva enfermedad aparece en nuestra sociedad es complicado no solo distinguirla, aún para los profesionales, sino también averiguar sus signos y síntomas específicos y si se da el caso de que en cada persona estos pueden ser diferentes y muy dispares añadimos más complicación a la ardua tarea de tratar de descubrirla y delimitarla.

Eso es lo que está sucediendo con el ASD (Artificial Sweetener Disease) en los países del primer mundo.

Esta enfermedad puede causar signos y síntomas tan dispares como: dolores de cabeza recurrentes, migrañas insoportables, depresión, vómitos, problemas estomacales, ansiedad, dolor muscular, problemas de visión, artritis, zumbidos o pitidos en los oídos, reflujo ácido, fatiga crónica, fibromialgia, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn…etc.

Pueden afectar también al sistema nervioso: cólicos, espasmos, reflejos anormales. 

Además estos signos y síntomas pueden cambiar de un día a otro, empeorar o aliviarse dependiendo de la cantidad y tipo de edulcorante que se consuma. Y si combinamos edulcorantes, algunas mezclas pueden resultar especialmente tóxicas.

fibromialgia enfermedad del edulcorante

¿Tengo fibromialgia que hago?

Imagínate que eres médico y tienes una consulta, llega un paciente con dolor agudo, tu protocolo implica que estudies los signos y síntomas que presenta el paciente hasta que acotes la enfermedad, en enfermedades de difuso origen como puede ser una fibromialgia el protocolo manda que recetes caros medicamentos

medicamentos cargados de excipientes que seguramente empeorarán tu enfermedad o añadirán nuevos padecimientos a tu ya larga lista

Los medicamentos no funcionarán, al menos no a largo plazo. Y pronto vuelves a encontrarte mal, tu médico irá agotando tratamientos y prescripciones y a la vez cansándose de ti. En el momento en que te diagnostiquen depresión, nervios, estrés o cualquier otra enfermedad susceptible de ser acallada con tranquilizantes estás perdida.

Lo que nunca sospechareis, tu o tu médico es que los edulcorantes pueden ser la primera causa y la más probable y que simplemente dejando de consumir productos con edulcorantes añadidos, tu salud mejorará exponencialmente.

La fibromialgia afecta a mujeres y encaja con esta perspectiva si pensamos que es debido a que ellas son las mayores consumidoras de productos light.

La guerra como laboratorio

Durante la guerra del golfo se dispararon los casos de fibromialgia entre las tropas, siendo una enfermedad con alto índice en mujeres, pero relativamente baja en hombres, resultaba extraño que los militares en su mayoría hombres enfermasen.

A unas temperaturas que en el golfo pérsico pueden llegar hasta los 55ºC los militares consumían grandes cantidades de refrescos y lo que en un principio se denominó “Síndrome de la Guerra del Golfo” volvió a repetirse en tropas desplazadas a Irak y Afganistán. Los refrescos son fáciles de transportar, son dulces y energéticos, se pueden conservar a pesar de las altas temperaturas y durante mucho tiempo, ideal para tropas.

Edulcorantes: cuanto y donde lo consumes

Si el otro día hablábamos de que hasta en la pasta de dientes puedes encontrarte edulcorante, podemos pensar que no sabemos que cantidad de edulcorante consumimos a lo largo del día (chicles, yogures, caramelos, refrescos, galletas) cualquier producto que consumas puede contener edulcorantes. Y el problema principal de estos es que su efecto puede ser acumulativo, y puede explicar la gran cantidad de cánceres que existen en la actualidad.

La cura es fácil y está en tu mano

Es tan fácil como dejar de consumir productos con estos edulcorantes, en especial aspartamo, sucralosa, sorbitol, acesulfame-K, ácido aspártico y sacarina, no hay pastillas, vitaminas, suplementos, minerales que lo solucionen, la solución pasa por evitar consumir edulcorantes artificiales.

Y a pesar de lo que otros crean, otra vez la solución a tus males no está en una pastilla, está en tu dieta!!

Más información:
Síndrome guerra del golfo
http://www.holisticmed.com/aspartame/

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
  • Bueno… a lo mejor con una pastilla no… pero… ¿con varias? ;-). Fuera bromas, no voy a ser yo el que niegue que lo primero primerito de todo es cuidar la alimentación, sobre todo con lo que no se tiene que confundir con alimento, aceites de semillas, cereales con gluten —sí, he de confesar que estas navidades he pecado y un par de días me he puesto las botas a mantecados, polvorones…— y soja sin fermentar, más lo que conviene no abusar, el azúcar —… y turrón :-(—. Me hubiese gustado enlazar aquí (ahora no encuentro la entrada de blog que lo comentaba) un estudio, en Corea si no recuerdo mal, donde comprobaban los excesos o falta de estos de personas tomando lo que ellas creían que era un multivitamínico (o lo era o no, vamos un estudio simple ciego con su multivitamínico y su placebo, más grupo de control sin tomar nada) antes de entrar en un local de comida rápida: pues sí, se sentían protegidos y abusaban de patatas fritas, dulces y demás. Obviamente ese no es el camino y para conseguir ese efecto sería mejor no tomar pastillas —en mi defensa he de decir que mis excesos han sido considerablemente menores que otros años antes de pastillear… y de haber cambiado de dieta—.

    Un abrazo.

  • La inmensa mayoría de consumidores no se preocupan de lo que comen, demás la mala fe en los etiquetados, engañando o camuflando ingredientes y la falta de una cultura de la nutrición, hacen muy difícil eludir determinados productos y sustancias.

  • @Andrés amigo, mil gracias por este comentario!! La verdad es que ya veía que nuestras posturas se estaban distanciando en este tema y no veía muy claro como tratarlo para hacerme entender.

    Pero es tal como dices, no nos podemos lanzar al mundo pastillero y esperar milagros, lo primero alimentarte bien, con simplemente evitar una mala absorción intestinal provocada por alimentos que nos perjudican y "curar el intestino" muchas de las deficiencias se solventarían siendo innecesario el suplementar. Además al igual que ocurre con el ejercicio, hay una tendencia a usar los suplementos como escudo protector para una mala dieta, para darte cuenta de esto no hacen falta estudios y solo 2 dedos de frente, es decir: puedo tomarme un mc menú porque luego salgo a correr, o con el omega3 mi salud va a mejorar así que no pasa nada porque no coma pescado….

    @Piedra el otro día la agencia de comunicación de sanitas se puso en contacto conmigo para que hablásemos (gratis) de su nuevo anuncio, no se si lo habéis visto ese de: cuidate con la banda sonora de la vida es bella.. y solo veía un problema en ese anuncio, no es que no queramos cuidarnos, es que no sabemos como cuidarnos y cuando sabemos que nos conviene y queremos hacerlo nos lo impiden, me cuesta mucho encontrar productos libres de aditivos, las leyes no nos protegen, nos encarecen los buenos productos innecesariamente porque los convierten en género de elitistas, pero como has dicho anteriormente, merece la pena hacerlo y si te importan los tuyos, hay que hacerlo, pero se hace más fácil en compañía y eso es lo que intentamos aquí, a ver si da resultado.

  • Gay

    ¿Cómo puedes publicar que los edulcorantes provocan fibromialgia?. No existe ni un solo estudio científico que correlacione lo uno con lo otro?. Me parece muy imprudente por tu parte que alarmes a diabéticos que usan edulcorantes con terribles consecuencias que (nunca) van a sufrir y 2º que des esperanza a los enfermos de fibromialgia ya que, según tu correlato, bastaría prescindir de estos sustitutos del azúcar para no padecer la enfermedad.

    Evidencias científicas, sí. Charlatanerías, no, gracias.

  • No he publicado que los edulcorantes provoquen fibromialgia, he dicho que el abuso de edulcorantes puede ser una de las causas de fibromialgia y si no hay estudios que lo digan claramente es debido a que justamente se está estudiando, pero es una enfermedad que ya tiene nombre y casuística (ahí están las tropas) y tampoco hay más datos porque no interesa, los enfermos crónicos son muy interesantes económicamente hablando para las farmaceuticas.

    La mayoría de edulcorantes químicos se han aprobado en condiciones muy opacas (a poco que leas sobre el aspartame o la sacarina lo sabrás) y el nivel de toxicidad una vez sobrepasado puede desarrollar todo tipo de enfermedades y dolencias y el hecho de que estén apareciendo nuevas solo indica que algo nos está afectando negativamente y en vez de buscar causas genéticas lo que hay que hacer es mirar a los recién llegados a nuestra vida.

    No vayas a pensar que todos los estudios científicos son oro en paño, dependiendo de quien los financie se estudia aquello que les interesa y no lo que nos importa a todos.

    Para concluir te diré que tampoco es una gran exigencia probar a abandonar durante un tiempo los edulcorantes, si mejoran sus síntomas (que por lo que me han comentado está siendo así) el esfuerzo habrá merecido la pena.

    De todos modos, tengo en lista de espera un post sobre el aspartame, sobre una entrevista a un médico (por si necesitas batas blancas para dar credibilidad) y dice justamente lo que aquí venimos diciendo.

  • helen

    Hola, me gustaria que me dijeras algun edulcorante mas sano ya que los tradicionales perjudican a la salud. Gracias

A %d blogueros les gusta esto: