Sopa fresca de inspiración oriental con algas y huevo

Con esta receta vamos a intentar satisfacer varias peticiones de una sola vez (sopa, receta de algas, lino y de inspiración oriental), además ahora que estamos bajo una ola de frío nos va a venir muy bien para tomar algo calentito al llegar a casa.

Además me gustaría dedicarla a todas aquellas personas que viven lejos del mar y añoran su olor y su sabor. Con esta sopa acercamos un poquito del océano Atlántico a nuestra mesa.

Sopa oriental con algas y huevo

Las algas que he usado se llaman «espagueti de mar«, son muy comunes en la costa atlántica, pero se puede usar otro tipo de alga, estas me gustan porque en el plato una vez hidratadas dan sensación de estar comiendo judías.

ingredientes para una sopa

Ingredientes para 2 personas:
Agua 1 litro aproximadamente
1 cucharada de manteca de cerdo (o medio litro de caldo)
20g de algas
2 cucharadas soperas de lino dorado
1 cucharada de almendras trituradas
1 huevo batido
1 limón

Tiempo: 30 minutos.

Así se hace:

Primero ponemos a hervir el agua con la cucharada de manteca, va a darle un sabor fuerte a la sopa, si prefieres un sabor más suave usa un caldo de pollo .

1 sopa oriental huevo y algas

Cuando comience a hervir añádele el lino y las algas cortadas en trozos ayúdate de una tijera de cocina para cortarlas.

Baja el fuego y deja que se hagan al menos 30 minutos pero a los 15 minutos échale la almendra triturada y un buen chorro de zumo de limón.

Mientras esperas bate el huevo.

sopa oriental huevo y algas

El verdadero truco de esta receta (además de buenos ingredientes) es batir el huevo muy bien para que al echarlo al agua nos quede suelto, lo conseguimos si dejamos caer el huevo en el agua poco a poco, en forma de «hilillos» y a la vez vamos dando vueltas para que se deshaga.

Retira del fuego y a degustar!!

Sopa de huevo y algas

Si te has fijado no he usado sal porque no es necesario, las algas son saladas, quizás demasiado si no estás acostumbrado así que comienza poco a poco, en vez de usar 20 gramos usa la mitad y añade calabacín o alguna otra verdura en su lugar.

Sopa de algas almendra y huevo

Y si te pasa como a mí y el que viene a comer no es amante de las sopas orientales, usa la batidora, mezclalo todo y así no habrá problemas de cultura culinaria en la mesa.

Con esta sopa además de la fibra soluble del lino, estamos añadiendo una dosis importante de hierro, magnesio, calcio y potasio, sin olvidarnos del yodo, tan necesario para una salud óptima. Las algas son también bajas en carbohidratos porque la mayor parte de estos son fibra. Las propiedades nutricionales de las algas son demasiado interesantes como para darles la espalda por no saber como usarlas, ¿no te parece?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: