Amaranto, un pseudocereal para añadir a tu dieta

Hay 3 pseudocereales sin gluten, que podemos incluir en nuestra dieta que son el trigo sarraceno, la quinoa y el amaranto.

Las semillas del amaranto tiene más proteínas que otros pseudocereales sin gluten, además estas proteínas son más facilmente asimilables que las de otros vegetales. También son ricas en aminoácidos esenciales como la lisina y son fáciles de cocinar. En crudo tienen más vitaminas y minerales que una vez se han cocinados, ya sea asadas o cocidas, pero para las personas con alta sensibilidad intestinal es recomendable remojarlas en agua para hidratarlas que se cocinen más pronto y así también eliminar sus posibles antinutrientes (compuestos fenólicos, taninos, saponinas, ácido fítico, oxalatos, inhibidores de la proteasa, nitratos, polifenoles y lecitinas como las fitohemaglutininas)

informacion nutricional amaranto

El color de las semillas de amaranto puede variar desde marron-beige al color púrpura oscuro, pero la mayoría de amaranto que se vende comercialmente es de color amarillo pálido.

El sabor y forma de preparación es muy parecido al maíz. En nuestra dieta podríamos decir del amaranto que es «una comida de confort» o un relleno de hidratos, pero en la cocina puede abrirnos un gran abanico de oportunidades para añadirlo como una base crujiente para tartas junto con mantequilla y chocolate para las recetas dulces, un ingrediente para galletas y pastas de te, también como recubrimiento crujiente de trufras. Podemos hacer granolas energéticas para ir al gimnasio o como tentempié, si echas de menos comer cereales en el desayuno, ya puedes disfrutarlos y también para realizar tus recetas de cuscus o como sustituto de la sémola de trigo.

amaranto con arandanos

Cocido

Al cocer el amaranto, o simplemente remojarlo durante mucho tiempo, las fibras se disuelven y hacen una capa gelatinosa que puede resultar no muy agradable. Pero para usarlo como cuscus o arroz, tendrás que lavarlo antes e hidratarlo, cocerlo con el doble de volumen de agua, que hierva y bajar el fuego déjalo 15-20 minutos y tendrás amaranto cocido ideal para unir a una sopa, ensalada o como guarnición de una carne o pescado.

Palomitas

Los granos no se pueden tostar como lo harías con sésamo o semillas de amapola, explotarán como palomitas de maíz en versión diminuta, es mejor hacerlo con poca cantidad de cada vez sin necesidad de añadir aceite o grasa, pero pudiendo pintar ligeramente con aceite para que no se nos peguen. Pon el fuego fuerte y remueve la sartén tapada hasta que dejen de sonar. Una cucharada produce alrededor de 1/4 de taza de palomitas de amaranto.

Y te aseguro que son una delicia para desayunar……

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: