¿Son todas las carnes iguales? En Harvard sí

El último estudio de la universidad de Harvard tiene un titular muy suculento: El consumo de carne roja aumenta la mortalidad, y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Con tal titular se ha creado una polémica que rápidamente ha tenido respuesta por muchos defensores del consumo de carne. Para entender como se ha hecho el estudio y conocer algunos de sus fallos Lucas ha escrito un amplio artículo (enlace a nutrición evolutiva) y en VidaPaleo de forma mucho más escueta también se habló del estudio. Muy en la línea de Gary Taubes que ya ha tenido sus más y menos con la metodología que usan en el estudio de Harvard.

Viendo las preguntas que realizaron a las personas que participaron en el estudio (enlace a la encuesta) cuesta entender como han llegado a algún tipo de conclusión.

La crítica que más me ha gustado es la de Denise Minger en la web de Mark Sisson, donde no solo habla del estudio sino que da algunas pistas de cual es la carne que sí te matará (o al menos no te hará sentir saludable)

CARNE ROJA QUE MATA

¿Carne roja poco hecha o carne de color rojo?

Lo primero que hay que aclarar es que entienden por carne roja, cuando dicen carne roja (red meat) no se están refiriendo a la carne poco hecha de nuestros chuletones. Sino que hacen una diferencia entre carnes de color rojo (bovina, porcina y ovina) y las carnes blancas de ave.

Si esa es la única diferenciación, acaban de poner en la mismo cajón tu chuletón de 40 euros el kilo y la carne del Mcdonals a euro la hamburguesa. Yo ahí dejaría de leer y me dedicaría a cuestiones más productivas porque es casi un insulto comparar la carne de calidad con pseudo-productos de los que mejor no alimentarse, como la carne picada que han tratado con amoniaco para aprovechar los restos del despiece:

Los alimentos como materia prima, no son malos por si mismos, lo es la forma en que la industria los trata (o maltrata), como se cocinan (o chamuscan) la forma de prepararlos o no tratarlos si tienen sustancias que nos resultan tóxicas y equivocadamente los convertimos en la base de nuestra dieta, es nuestra relación con los alimentos los que los hacen insanos, no el alimento en sí.

Como colofón voy a darle la razón al estudio y sí, la carne roja puede matarte, sobre todo si está viva, come carne, corre más rápido que tu y tiene hambre!!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
  • teresa

    Muy interesante el post de hoy, sobre la carne roja. Ayer mismo leía a Gary Taubes, que replicaba a los que han publicado semejante barbaridad.

    ¡Que buén final! :))

  • El otro dia en el telediario se hicieron eco del mismo tema y tuve que aguantar esa tonteria de que cuidado con la carne y que se coma con moderación, verguenza ajena senti al ver que medios tan importantes divulgan tan pobremente la "verdad" al completo de estos temas; tratan a la población de tonta y simplona. Yo odio la industria en parte por esto, porque la gran mentira social que se forma gracias a sus intereses que no les va bien que se sepan.

    Hace un momento he recordado lo que comenta Mattehew Edlund en su libro Descanso activo al final, de la pauta saludable que el recomienda a sus pacientes llamandolo CAD, comer – actividad y descanso. ¿Porque no explican a la población que si miden sus cinturas podran comprobar como el sedentarismo se les acumula ahi, junto con los subidones glucemicos al comer los tipicos postres "socializados" y ponerse a descansar justo después? ¿porque no explican a la población que rechazen carnes y alimentos tratados por alimentos orgánicos y que después de alimentarse mantengan algo de actividad y lueeeego descansen? que aprendan a no volverse sedentarios para acumular con los años peso y toxicidad en un cuerpo cansado de azucares y elementos que no consigue eliminar del todo. Que en vez de comerse un puñetero bollo dia tras dias para almorzar, coman el alimento perfecto diseñado por la naturaleza con su envase ecologico ideal llamado fruta, alta en contenido liquido (limpia el intestino), fibra y nutrientes rapidamente asimilables y no un puñetero cafe con leche y la pasta para volverse lo que los americanos ya son unos expertos: ser un zampabollos bebe cocacolas, y bebidas megazucaradas. Pero bueno! la salud es otro negocio más.

    Muy interesantes lo links! :)

  • Lo de tantas veces repetido, lo malo es el abuso, no es uso.

    Y sobre el "lodo rosa" del "Madomac" los restos de despiece son malos por estar adulterados y son una estafa en cuanto nos los presentan como carne de primera, no por tratarse de carne "de segunda" ( de tercera más bien).

    Más allá de cualquier estudio, creo que debería prevalecer nuestro sentido común, y nuestra experiencia personal, ya que nadie mejor que nosotros mismos sabemos que nos sienta bien y que nos sienta mal. (que no significa que aprovechemos normalmente lo que sabemos y comamos lo que debemos).

  • Mª Ángel

    Aprovechando el tema de la carne y sus grasas, me intriga un estudio que relaciona el consumo de grasas saturadas y grasas trans con una mayor incidencia de Alzheimer, mientras que ayudarían a prevenirlo las grasas vegetales (no hidrogenadas)… incluido el omega6. En fin, más acorde a la nutrición grasofóbica y tradicional que a la paleo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12580703

    ¿Será que hubo una imprecisión parecida a la del reciente estudio sobre la carne roja?

    • Ese estudio ha sido muy comentado en los círculos veganos porque refuerza sus ideas, pero si te fijas en el resumen y en las conclusiones aparecen contradicciones que no son tal. Dice que quienes consumían grasas saturadas tenían 2.2 veces más probabilidad de incidencia de alzheimer comparados con los de menor riesgo. Pero si te vas a las tablas (http://archneur.ama-assn.org/cgi/content-nw/full/60/2/194/TABLENOC20214T3) apenas tiene significancia estadística puesto que es mucho mayor que el 0.05 que marcaría la tabla. Si te fijas en los datos por edades la incidencia es la misma que en el menor de los casos.
      El que haya una tendencia o que ese resultado sea significativo y por lo tanto válido son cosas completamente diferentes y es más una cuestión de como se interpretan los datos que realidades matemáticas. Si en una ligera tendencia quieres ver un resultado lo verás, pero fíjate en el resumen que has enlazado:
      Intakes of total fat, animal fat, and dietary cholesterol were not associated with Alzheimer disease. Traducido: La ingesta de grasa total, grasa animal y colesterol de la dieta no se asoció con la enfermedad de Alzheimer.

      Y la conclusión: High intake of unsaturated, unhydrogenated fats may be protective against Alzheimer disease, whereas intake of saturated or trans-unsaturated (hydrogenated) fats may increase risk. Traducido: Ingesta alta de grasas no saturadas, no hidrogenadas pueden ser protectores contra la enfermedad de Alzheimer, mientras que la ingesta de grasas saturadas o trans-insaturados (hidrogenadas) pueden aumentar el riesgo.

      En ambas frases la palabra puede hay que leerla como una probabilidad no demostrada, porque los números no permiten decirlo con la seguridad de una certeza. Y desde el 2003 hasta hoy se está buscando el porqué del Alzheimer no por el lado de las grasas sino por deficiencias en vitamina D y sustancias antiinflamatorias como la curcuma (http://www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=155826) o tratando que proteínas implicadas mantengan el nivel de glucosa constante (http://www.sciencedaily.com/releases/2012/02/120228191025.htm)
      ¿Me he explicado bien? La estadística a veces se me hace muy complicada de explicar…..

  • Mª Ángel

    Sí, te he entendido; gracias por tu respuesta. Me cuesta interpretar la tabla, pero tengo claro que necesitamos carne.

    Aunque me imagino que siempre mejor de animales de pasto que la convencional, ¿no? ¿Tanta diferencia nutricional hay? Es que puedo encontrar huevos camperos y algún pollo de corral, pero el resto… :/ Donde vivo no hay a quien comprar carne de pasto ni fruta y verdura ecológicas, todo viene de fuera; y de momento no me es posible comprar por Internet.

  • La mayor diferencia en este tipo de alimentos está en la proporción omega 6 y 3 que contienen, además del sabor, comer carne de calidad y luego comer la de mentira es como comer goma, además que tiene menos sabor.

    Quizás la criada solo con pasto sea complicada de encontrar y cara pero es más habitual encontrar la que han criado con grano y pasto. Pregunta que carne come el carnicero que te vende la carne, seguro que el no come cualquier cosa.

A %d blogueros les gusta esto: