¿Son todas las carnes iguales? En Harvard sí

El último estudio de la universidad de Harvard tiene un titular muy suculento: El consumo de carne roja aumenta la mortalidad, y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Con tal titular se ha creado una polémica que rápidamente ha tenido respuesta por muchos defensores del consumo de carne. Para entender como se ha hecho el estudio y conocer algunos de sus fallos Lucas ha escrito un amplio artículo (enlace a nutrición evolutiva) y en VidaPaleo de forma mucho más escueta también se habló del estudio. Muy en la línea de Gary Taubes que ya ha tenido sus más y menos con la metodología que usan en el estudio de Harvard.

Viendo las preguntas que realizaron a las personas que participaron en el estudio (enlace a la encuesta) cuesta entender como han llegado a algún tipo de conclusión.

La crítica que más me ha gustado es la de Denise Minger en la web de Mark Sisson, donde no solo habla del estudio sino que da algunas pistas de cual es la carne que sí te matará (o al menos no te hará sentir saludable)

CARNE ROJA QUE MATA

¿Carne roja poco hecha o carne de color rojo?

Lo primero que hay que aclarar es que entienden por carne roja, cuando dicen carne roja (red meat) no se están refiriendo a la carne poco hecha de nuestros chuletones. Sino que hacen una diferencia entre carnes de color rojo (bovina, porcina y ovina) y las carnes blancas de ave.

Si esa es la única diferenciación, acaban de poner en la mismo cajón tu chuletón de 40 euros el kilo y la carne del Mcdonals a euro la hamburguesa. Yo ahí dejaría de leer y me dedicaría a cuestiones más productivas porque es casi un insulto comparar la carne de calidad con pseudo-productos de los que mejor no alimentarse, como la carne picada que han tratado con amoniaco para aprovechar los restos del despiece:

Los alimentos como materia prima, no son malos por si mismos, lo es la forma en que la industria los trata (o maltrata), como se cocinan (o chamuscan) la forma de prepararlos o no tratarlos si tienen sustancias que nos resultan tóxicas y equivocadamente los convertimos en la base de nuestra dieta, es nuestra relación con los alimentos los que los hacen insanos, no el alimento en sí.

Como colofón voy a darle la razón al estudio y sí, la carne roja puede matarte, sobre todo si está viva, come carne, corre más rápido que tu y tiene hambre!!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: