Ajo, un alimento lleno de beneficios

El ajo es uno de los alimentos más valiosos y versátiles que existen. Con propiedades antioxidantes, ayuda a mantener saludable la circulación sanguínea promoviendo el bienestar del corazón y sobre todo es importante por mejorar la actividad de nuestras células inmunitarias y reforzar las defensas del organismo contra hongos, virus y también contra alergias.

Ajos marinados

Y todas sus propiedades derivan de un único compuesto de azufre: la alicina que es la que le aporta propiedades antibióticas que inhiben la capacidad de los gérmenes (cándida, salmonella, E.coli) para crecer y reproducirse y se produce cuando cortamos, aplastamos o machacamos un ajo.

Además resulta beneficiosa por su capacidad de eliminar radicales libres, antitrombos de efecto similar al de la aspirina disminuye la agregación plaquetaria, reguladora de la glucosa y los lípidos (reduce el colesterol) y retardar el crecimiento de tumoral. Ayuda a regular la presión sanguínea manteniendo la flexibilidad de los vasos sanguíneos estimulando la producción de óxido nítrico en el revestimiento de las paredes de los vasos, esta sustancia les ayuda a relajarse.

Contiene varios compuestos anticancerígenos y antioxidantes, compuestos de gran alcance como la quercetina, el sulfuro de dialil, Allin y ajoeno capaces de bloquear los agentes detonantes de algunos cánceres, como nitrosaminas y las aflatoxinas, que se han vinculado específicamente con el estómago, de pulmón y cáncer de hígado.

champiñones con ajo

Arma antienvejecimiento

Una dosis diaria de peso corporal 1 ml / kg de extracto de ajo durante un período de 6 meses resultó en una reducción significativa en oxidantes (radicales libres). Ese efecto positivo sobre el sistema circulatorio, mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo

Dos o tres dientes de ajo al día, han reducido el riesgo de ataques cardíacos a la mitad en los pacientes con antecedentes  de enfermedad cardíaca.

Pero para aprovechar estas propiedades no se debe calentar el ajo más allá de los 60ºC o el efecto beneficioso puede convertirse en irritante de la pared intestinal.

Usa el jugo de ajo crudo sobre erupciones cutáneas y picaduras de insectos, detiene el picor de inmediato.

Ideas y trucos

Para un sabor más suave, usa cantidades pequeñas y cuécelo durante largo tiempo.

Recuerda que el ajo y la cebolla son tóxicos para los gatos y perros.

No lo tomes con kefir o probióticos y/o lácteos matará todas sus bacterias.

Suplementos 

Tanto el aceite de ajo como los polvos se producen destilando el ajo fresco y se diluye con otras sustancias, este proceso destruye la mayor parte de alicina del ajo. Lo más óptimo sería tomar el ajo fresco o cocido y en su defecto suplementos que contengan alicina y no derivados del ajo.

ajos confitados

Y si te pasas con el ajo

Tomando entre 2 a 4 gramos no hay problema, pero si te pasas de cantidad dejará un olor característico en la piel y la respiración, puede causar ardor de estómago, malestar estomacal y reacciones alérgicas. Especial atención a las personas que tengan problemas de coagulación, el ajo “adelgaza la sangre”

El remedio para el mal olor después de comer ajo, es tan sencillo como beber zumo de limón o comer unas rebanadas de limón.

Si quieres saber más: http://www.umm.edu/altmed/articles/garlic-000245.htm

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: