Se acabó echar de menos la comida italiana: Espaguetis para todos

Si te pregunto que sabor relacionas con la comida italiana pensarás en tomate, parmesano, orégano, albahaca…etc pero nunca dirás sabor a pasta, porque no tiene un sabor característico y si lo tiene queda oculto por los sabores anteriores que son más fuertes. Por eso pude colar estos espaguetis como de pasta fresca sin que notasen el cambio.

espagueti boloñesa

Psicológicamente los sabores están en la memoria, cuando te dicen que vas a comer algo, inconscientemente buscas recuerdos de ese plato o sabor y comparas con lo que te presentan. Por eso muchas personas durante las catas de degustación (o en restaurantes exóticos) no son capaces de adivinar que están comiendo, algo muy divertido por cierto.

Y al que no me crea que pruebe a hacerle estos espaguetis a algún incauto que se preste, verás como cuelan (si dicen algo del color verdoso, di que es pasta fresca de espinacas)

Receta espagueti boloñesa

Ingredientes para 2 incautos:
1 calabacín bien grande, escógelo lo más recto posible
1/2 cebolla roja
1/2 pimiento rojo o verde
1 y 1/2 ajo
1 pechuga de pollo cortada en tiras
200 ml salsa de tomate casera
Especias al gusto (orégano, albahaca, estragón en mi caso)

 

Así se hacen los espaguetis boloñesa en esta casa:

– Primero pelé el calabacín en tiras no muy finas (había que preparar bien el engaño) ayúdate con una mandolina o un buen cuchillo y lo dejé reposar con un poco de sal.

– En una olla pongo la pechuga de pollo a cocer con un ajo cortado a la mitad.

– En una sarten calentamos un poco de ghee o aceite de oliva y hacemos un sofrito con ajo, cebolla y pimiento, bien picados dejamos que se hagan a fuego lento, cuidando que no se queme el ajo, hasta que veamos el pimiento bien hecho. Retiramos el sofrito y reservamos.

– En la misma sartén aprovechando el aceite y jugos del sofrito ponemos los calabacines y dejamos que se hagan removiendo de vez en cuando, hasta que se vuelvan flexibles y puedas pincharlos con facilidad. Lo ideal es dejarlos “al dente” como la pasta. Puedes salpimentarlos o añadir un poco más de mantequilla o aceite para terminar de hacerlos si es necesario.

– Mientras se hacen los calabacines la pechuga ya debería estar cocida, colamos el agua y en la misma olla echamos el sofrito junto con la salsa de tomate y especias, dejando la mezcla a fuego lento, ya sabes: hasta que haga chup chup!!

Siempre que cuezas algo en agua, ya sea carne o verdura, no tires esa agua, cuélala y tendrás caldos que podrás usar para salsas y otros platos. En el agua de cocción las carnes dejan su grasa y las verduras minerales. Y procura usar la cantidad justa de agua, que cubra el alimento y un poco más, ahorras tiempo de cocción y consigues un caldo o fumet más concentrado.

– Emplatamos los calabacines, una idea que añade sabor es poner un poco de mantequilla o aceite de coco ya en el plato y darle unas vueltas para que se deshaga (pruébalo quedan muy sabrosos), encima un poco de pechuga con salsa de tomate y mucho orégano. Si tomas lácteos no perdones un poco de parmesano. Y …. a disfrutar!!

quieres mas

Hoy vamos a tirar la casa por la ventana!! Vamos con otra receta de espaguetis..

En esta receta no he pelado los calabacines, y es más parecida a un wok. Les he llamado espaguetis de calabacín, inventar platos se me da bien, para bautizarlos necesito ayuda, está claro.

espaguetis de calabacín

Ingredientes para 2 personas:
1 calabacín
1/2 cebolla picada
1 ajo picado
1 pechuga de pollo en trozos
 
Para la salsa:
– Caldo de pollo (de la receta anterior)
– Aceite de oliva, al gusto pero mínimo 3 cucharadas
– Sésamo, cominos, orégano, perejil, hinojo.

receta espaguetis de calabacín

Vamos allá:

– Hacemos un sofrito con aceite de oliva, cebolla y ajo a fuego lento. Una vez esté la cebolla transparente añadimos la pechuga troceada y dejamos que se haga.

– Vamos a preparar una salsa batiendo todos los ingredientes: caldo, aceite, semillas y especias.

– Una vez esté hecha la pechuga, echamos los calabacines y los rehogamos junto con las pechugas, cuando veas que comienzan a quedarse secos, echas la salsa y dejas que se haga a fuego lento hasta que los calabacines estén hechos.

Faltaría emplatar, decorar con un poco de sésamo, orégano y si tomas lácteos un poco de queso rallado. Y a disfrutar!!

come bien para estar bien

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: