Hemorroides y comida picante, ¿causa y efecto?

Se suele relacionar la comida picante con las hemorroides, muchos creen directamente que es una causa-efecto, comes picante tienes hemorroides, pero no es así en absoluto, no hay tal causa efecto. Todos tenemos hemorroides, el que se inflamen y duelan depende de otros factores y solo cuando ya tienes esa inflamación unido a una mala digestión las sustancias picantes pueden llegar al tramo final del sistema digestivo e irritar aún más las mucosas, pero el problema ya estaba ahí antes de haber comido el picante. La comida picante solo agrava los síntomas.

COMIENDO PICANTE

¿Entonces si no es el picante, que es lo que causa las hemorroides?

Las hemorroides son una consecuencia de un intestino dañado (permeable), una más de las numerosas pistas que nuestro organismo muestra para indicarnos que algo estamos haciendo mal. La flora bacteriana de nuestro intestino reacciona de forma diferente ante la comida que ingerimos, y si estamos alimentándonos constantemente de comidas que perjudican la flora bacteriana tarde o temprano esta flora deja de ser eficiente, se debilita nuestro sistema inmunitario y se produce una sucesión de síntomas y malestar que creemos «cosas normales de la edad» pero que son «resultado visible de malas dietas o hábitos» mantenidos en el tiempo.

La recomendación estrella cuando padeces hemorroides es consumir fibra. Y dado que la cantidad de fibra siempre será insuficiente a ojos de quien da ese consejo tan «genérico» esa siempre será su excusa para culparte del resultado fallido. Y no es porque no estés tomando suficiente fibra, sino porque el consejo es erróneo de por sí y consumir un exceso de fibra no solo no soluciona el problema de las hemorroides, dependiendo del tipo de fibra que consumas puedes empeorarlas. Y cae de cajón en cuanto te das cuenta que la fibra no soluble (salvado, granos..etc.) al pasar por el ano puede «rascar» las hemorroides inflamadas. El hecho de ir muchas veces al baño puede ser otra de esas malas ideas para quien tenga hemorroides.

 ¿Por donde pasa la prevención o cura de las hemorroides?

 Al igual que otros muchos males, la cura pasa por evitar dañar la flora bacteriana, e intentar que sea numerosa y funcione como debiera. Hay mucha probabilidad de que quienes tengan hemorroides sufran de sensibilidad al gluten, intolerancias a la lactosa y mala absorción de fructosa.

Seguir una dieta baja en hidratos de carbono de cadena corta es la manera más eficaz de luchar contra todos los problemas digestivos e intestinales. Cuanta menos cantidad de fructosa, lactosa, polioles (sorbitol, galactosa), galactooligosacáridos (galactosa) menor probabilidad de desarrollar hemorroides. Estos hidratos se absorben mal en el intestino delgado, y al llegar al intestino grueso alteran el contenido líquido y la fermentación de las bacterias del colon. En individuos susceptibles los trastornos digestivos e intestinales (y los derivados de estos) mejoran notablemente al disminuirlos o eliminarlos. La distensión o dolor abdominal, flatulencia,  náuseas, cambios en los hábitos intestinales (diarrea, estreñimiento, o una combinación de ambos), y otros síntomas gastrointestinales dejan de presentarse.

Y entonces es cuando puedes comer y disfrutar de la comida picante, sin miramientos.

 

Más información:
Estudios relacionados con dieta baja en hidratos de cadena corta
Kings college

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: