Sensibilidad al gluten, una hidra en tu intestino

Si recuerdas cómo nos ataca el gluten, recordarás que existen 3 tipos diferentes de reacciones al gluten:

  • Enfermedad celíaca
  • Alergia al gluten o al trigo
  • Sensibilidad al gluten

Esta última es la que se ha descubierto más recientemente y por tanto es menos conocida aunque se estima que afecte al 6% de la población mundial.

 Lo que diferencia la sensibilidad al gluten de la celiaquía es que los síntomas gastrointestinales pueden ser los mismos pero en la sensibilidad no siempre existen o son más leves y sin embargo pueden presentarse en el resto del cuerpo pero con un cuadro médico mucho más leve, lo que queda claro es que siempre aparece una gran variedad de síntomas que podemos achacar a esa situación y que desaparecen en el momento que el gluten no está presente en la dieta habitual.

 Como síntomas gastrointestinales puede darse diarrea, hinchazón abdominal, calambres, dolor abdominal y estreñimiento. Y sobre los sistemas hormonales que afectan al comportamiento, ocasiona desde fatiga o cansancio a aturdimiento (mente nublada), diarrea, depresión y/o trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). También se le relaciona con  anemia, dolor en las articulaciones, osteoporosis, y entumecimiento en las piernas.

Sensibilidad_al_gluten

En la sensibilidad al gluten no se presenta la atrofia de las vellosidades del  intestino delgado, algo característico en los celíacos, ni tampoco aparecen los anticuerpos anti-transglutaminasa. La respuesta inmune en los casos de sensibilidad al gluten es por lo tanto diferente y los daños que origina son menos graves y duraderos.

Cuando las pruebas de celiaquía dan negativo, y se han descartado otras enfermedades que causan inflamación intestinal como el síndrome de intestino irritable pero persisten los síntomas solo queda probar una dieta sin gluten (siempre con supervisión de profesionales de la salud) ya que  en la actualidad no existen pruebas específicas que puedan detectar esta enfermedad con un simple análisis de sangre. La dieta libre de gluten también es a día de hoy la única herramienta que podemos usar como tratamiento.

 Más información:
Divergence of gut permeability and mucosal immune gene expression in two gluten-associated conditions: celiac disease and gluten sensitivity
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: