Como se creó el odio a la grasa

 

Todo el mundo cree que consumir grasas de origen animal (saturadas) es malo para la salud y es la primera causa de enfermedad cardiovascular. Las grasas saturadas elevan el colesterol y causan placas de ateroma que obstruyen las arterias (aterosclerosis). Así que las recomendaciones habituales en nutrición limitan el consumo de leche, carne, huevos, mantequilla y queso. Y también el coco y aceite de palma tropical que contienen mucha grasa saturada. Veamos de donde salen tales ideas….

Hace aproximadamente 100 años apenas existía obesidad en las sociedades occidentales. La gente moría de  neumonía, infecciones, tuberculosis… etc y las enfermedades cardiovasculares eran algo excepcional. Hoy en día el 75% de las muertes son por enfermedades coronarias y cáncer.

En 1911, Procter & Gamble que posee marcas como (Pantene, Olay, Hugo Boss..) comenzó a vender un nuevo alimento: Crisco, que no dejaba de ser aceite de semillas de algodón cristalizadas que antes usaban para hacer velas y jabón pero que con la llegada de la electricidad descendió su venta. Y así empezaron a venderse las primeras grasas trans en forma de manteca vegetal como una alternativa a las grasas de origen animal. Regalaron un libro con 615 recetas y usaron la publicidad para demonizar la grasa animal.

  PUBLICIDAD CRISCO

La evidencia que apoyaba la hipótesis de que las grasas saturadas estaban relacionadas con las enfermedades cardiovasculares se basaba en un estudio de 1913 hecho sobre conejos (animales herbívoros) alimentados con grandes dosis de colesterol (de origen animal) que provocaban placas en las arterias de los conejos, sin más se extrapolaron esos datos como válidos para ejemplos con humanos. Pero si se alimenta a ratas, perros o humanos con colesterol no se producen lesiones en las arterias.

En 1948 se investigó a 5000 personas y vieron que las que tenían colesterol más alto eran más propensos a enfermedades cardíacas. Así la Asociación Americana del Corazón comenzó a promover una dieta prudente donde la mantequilla, manteca de cerdo, carne de vaca y  huevos eran sustituidos por aceite de maíz, margarina, pollo y cereales

Entonces llegó Ancel Keys que en 1953 publicó un estudio relacionando las muertes por enfermedades del corazón con el porcentaje de calorías de grasa en la dieta y para ello estudió a la población de 6 países, que no sabemos porqué escogió, al que más tarde en 1970, seguiría un estudio ampliado en 7 países. Italia, Japón y EE.UU que aparecían en el estudio original y añadió a Finlandia, Grecia, Países Bajos y Yugoslavia. Donde consolidó la idea de asociar las grasas saturadas y enfermedades del corazón. Pero no se fijó en la cantidad que consumían de otros macronutrientes (hidratos y proteínas). Además de trabajar con estadísticas que en aquel entonces se basaban en datos confusos sobre las verdaderas causas de muerte que con diagnósticos poco claros achacaban al “corazón u otros”.

Keys de forma deliberada omitió datos de otros 16 países que no cumplían con el resultado que esperaba obtener como Holanda y Noruega que consumen mucha grasa sin padecer un alto índice de enfermedades cardíacas y no incluyó a Chile que no consume grasa y tiene alta incidencia de enfermedad cardíaca.  Si hubiera elegido a poblaciones como:

  • Los Masai en Kenia y norte de Tanzania que comen leche, carne y sangre de ganado con un 66% de grasa saturada
  • Esquimales Inuit del Ártico alimentados con carne y grasa de ballena 75% de grasa saturada
  • La tribu Rendille en el desierto en el noreste de Kenia que subsisten con leche y carne de camella, y de Banjo que es una mezcla de leche de camella y sangre con un 63% de grasas saturadas
  •  Los Tokelau en territorio de Nueva Zelanda comen básicamente pescado y coco, que es un 60% de grasa saturada.

Las gráficas hubieran sido diferentes e incluso podría haber demostrado que el aumento del porcentaje de calorías de grasa en la dieta reduce el número de muertes por enfermedad cardíaca coronaria, ya que estas poblaciones no padecen enfermedades cardiovasculares y/o cáncer. Y en realidad las personas que tienen mayor porcentaje de grasas saturadas en sus dietas tienen menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Lo que se podría haber entendido manejando esos datos es que correlación no implica causalidad, pero parece que algunos “científicos” les cuesta asumirlo. Y ahora tus creencias se basan en datos sesgados y en estudios estadísticos de épocas en que la estadística aún no contaba con datos fiables. De ti depende, informarte para poner al día tus creencias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
  • Piedra s

    Y una vez conocidos estos datos y teniendo un mínimo de fe en ellos para comenzar, la práctica los corrobora.

  • Hola Ana, ¿cómo te va?
    Esta semana publicaron un estudio (hecho en Canadá) en el que encontraron que en personas mayores (medio 65 años) el consumo de más de tres yemas de huevo *a la semana* aumenta exponencialmente el crecimiento de placa arterial. El investigador evidentemente es de la corriente de "las grasas saturadas son malas" y se veía muy satisfecho con sus resultados, así que no me gusta creerle, pero igual entro en el dilema de que si los datos están allí pues por algo será. ¿Crees que sea una vez más esta historia de que aunque las grasas saturadas aumentan la placa eso no implica desarrollo de enfermedad cardiaca? (es una teoría reciente dado lo que se está comenzando a saber sobre cómo ocurre un episodio cardiovascular). ¿O qué hace uno con resultados comoe se? porque ignorarlos tampoco creo que sea la vía… ¿Qué opinas tú?

    • megustaestarbien

      Buscaré ese estudio, muchas veces cuando ves como están diseñados (si te dejan llegar a esa información) te das cuenta en donde falla el estudio por simple sentido común, esas personas pueden fumar, ser alcohólicos o a saber pero la culpa es de los huevos porque así lo quiere el investigador.
      Siempre hay que tener a los enemigos más cerca que a los amigos, es la única manera de crecer y aprender, pero también hay que saber escoger los enemigos y no porque alguien publique un estudio hay que darle el beneficio de la duda, muchas veces quien patrocina es quien dicta el resultado antes de comenzar a analizar.
      Voy a buscarlo a ver que dicen.

      • Cierto Ana, la verdad es que hice mla mi trabajo de investigadora, porque ni he leído ele studio (puedo accesarlo desde el trabajo, pero esta semana estoy libre, lo hará el lunes) y ni siquiera te pasé el enlace. Por si acaso, es éste: http://www.sciencedaily.com/releases/2012/08/1208
        Ya lo veré y tal vez es lo que dices, pero me gusta tu postura de no darles el beneficio de la duda así de primera mano. En fin, igual a mí tampoco me convencen, y yo sí me como mis dos huevos enteros de desayuno a diario (¡nadie me quitará eso!).

        • @La Chica de la Dieta: Es impresionante el impacto mediático de semejante birria de estudios (no hay experimento científico de por medio) de iluminados (por lo de su inspiración de la maldad de los años-yemas) ineptos (sí, hay que ser inepto para inferir causalidad de un estudio epidemiológico); ¿he sido demasido desconsiderado?: pues habría que añadir sesgados, dado su interés en demonizar el colesterol para atizarle con las estatinas (Dr Spence and Dr Davignon have received honoraria and speaker’s fees from several pharmaceutical companies manufacturing lipid-lowering drugs, and Dr Davignon has received support from Pfizer Canada for an annual atherosclerosis symposium; his research has been funded in part by Pfizer Canada, AstraZeneca Canada Inc and Merck Frosst Canada Ltd. —de este enlace se salva únicamente la recomendación de limitar el consumo de colesterol oxidado&mdah;). En fin, procurad no gastar demasiado tiempo con él, que otros ya lo han hecho: Zoë Harcombe (con acceso al artículo completo, lo desmenuza), Mark Sisson (contrapone información, aunque no esté de moda) y Tom Naughton (aclara qué es y qué no es un experimento científico). Por último, por si fuera poco que procesar encuestas sobre consumo de huevos ya fuese de por sí irrelevante para inferir causalidad, el efecto sobre la placa carótida, incluso de existir, es prácticamente irrelevante en cuanto a riesgo de enfermedad cardiovascular: echad un vistazo al comentario Carotid Artery Ultrasound and Prediction of Cardiovascular Risk del boletín de William R.Ware de julio/agosto.

          Un saludo.

          • megustaestarbien

            Según Chris Masterjohn que ha interpretado los datos resulta que los que tomaban más huevos vivían más: http://www.westonaprice.org/blogs/cmasterjohn/201

          • Lo más relevante de la entrada de Chris Masterjohn, es el comentario de Ned Kock (otro enfoque, más estadístico, de la ineptitud de los susodichos).

            Un abrazo.

          • megustaestarbien

            Jejeje a ti el Masterjohn se te ha caído de bruces ehh¿?¿?
            Eso de tener mecenas te hace cambiar!!

          • ¡Je, je! Algo de manía sí que le he cogido (si lo has escuchado pronunciar superfood, me entenderás, ¡ja, ja!)… aunque sí que le sigo leyendo, que alguna que otra cosa interesante dice.

            Un abrazo.

          • Gracias Andrés y Ana por las referencias… aún no he tenido acceso al artículo (el lunes en el trabajo lo miraré) pero ya me imaginaba que venía por allí. Qué rabia y qué impotencia que esta gente siga queriendo transmitir el mensaje errado… lo peor es que a estos estudios les hacen un eco mediático increíble…

          • megustaestarbien

            Antes los científicos eran un gremio muy cerrado, y al que nadie discutía, están un poco acostumbrados a hacer lo que quieren mientras el resto del mundo dice Ohhhh cuando ellos publican algo.
            Creo que internet ha tenido mucho que ver en la democratización de la ciencia y a personajitos como estos se les va a acabar el chollo.

  • Juanma

    Hay una escena en la película Ridicule donde un conferenciante da un magnífico discurso demostrando la existencia de Dios. La audiencia incluido obispos aplaude alborozada. El conferenciante ebrio de exito termina diciendo que de igual modo se puede demostrar que Dios no existe. Cae en desgracia en la corte, su vida acomodada ha terminado.

    En este mundo de grandes poderes económicos hay muy poca independencia, los cientificos o estan pagados o subvencionados por empresas o por los Estados. Cuando sale un estudio, siempre puede salir otro estudio antagonista, variando las condiciones, los sujetos de estudio y el método. Desgraciadamente lo único que se pretende en la mayoria de los casos es llegar a la conclusión prefijada. Se varia el camino para llegar a la meta deseada. Estamos perdidos.

    Para terminar con otra gran peli que recomiendo: Criadas y señoras hay una criada enseñando a la señora como se hace el pollo frito. Nos cuenta que utiliza un gran invento: Crisco. Sirve para las ojeras y para las puertas que chirrian. La comida preferida de la esa criada, gran cocinera experta en tartas, es el pollo frito. La criada es obesa. Hay otra frase en la peli, cualquiere dia van a descubrir que el tabaco mata. Missisipi años 60.

  • Maria

    Hola Ana me puedes recomendar alguna dieta especial para gente como yo q tenemos HPV. Muchas gracias

    • megustaestarbien

      María estoy preparando un artículo sobre el virus del papiloma y los nutrientes específicos que necesitas. Hubo más personas que están interesadas. Iba a publicarlo hoy pero quiero darle un repaso a unos artículos que he encontrado sobre la vacuna que dicen puede ser interesante para las personas ya infectadas. A ver quien está detrás de esa idea.
      Espero como muy tarde el martes tenerlo listo todo. Un beso

      • _Io

        A mi siempre me ha sorprendido el hecho de que asocien el tener verrugas, y no hablo sólo de las vaginales, con el HPV. ¿Qué relación puede haber?

        Sobre el tema de miomas, Ana, sabes algo. Hablan de la suplementación con yodo pero esto me da bastante respeto no vaya a ser que por reparar algo estropees otra cosa.

      • Raquel

        Mil gracias Ana, no sabes como te lo agradezco, hay mucha gente con este problema._Un beso enorme y gracias por seguir ahí, informando y ayudándonos a todos._Raquel_

  • leo

    Ana, enhorabuena por el blog
    quería comentarte que llevo unos meses con la dieta paleo (a medias) pero más o menos llevándola a cabo, y noto que produzco bastante mas grasa, ya sea en el pelo, piel, y podría ser debido al aumento de grasas, sobre todo las saturadas, que en muchos sitios (no por ello digo que sea verdad) las relacionan directamente con ello y con el acné

    que relación podrían tener las grasas con este tema? a primera vista tiene lógica que si comes mas grasa, produzcas mas grasa, y de ahí los problemas de seborrea y demás?
    Si alguien sabe del tema, aquí dispuesto a aprender

  • Pingback: Escucha Tu Cuerpo » Por qué todo el mundo odia las grasas (saturadas) y por qué deberías amarlas()

  • Pingback: Úbeda CrossFit La Caja » Desmenuzando la pirámide. (IV)()

  • Pingback: Escucha Tu Cuerpo » Los médicos sólo saben lo que les enseñan en la facultad, nada más()

  • Pingback: Estudios científicos, ¿ciencia o interpretaciones? | Me gusta estar bien()

  • Pingback: ¿Como es que se sigue vendiendo margarina? | Me gusta estar bien()

  • Pingback: ¿Un colesterol alto significa riesgo cardiovascular? | Me gusta estar bien()

  • Pingback: Grasa saturada y enfermedad cardiovascular el resultado no esperado | Me gusta estar bien()

  • Pingback: Grasa saturada y enfermedad cardiovascular, cuando el resultado no es el esperado | Ciencia y Alimentación()

  • Pingback: ¿Qué intereses hay tras la demonización de las grasas saturadas? | No vuelvo a engordar()

A %d blogueros les gusta esto: