Aceite de coco para tu salud bucal, digestiva e intestinal

Uno de los aceites más beneficiosos que existen es el aceite de coco, con más de un 90% de grasas saturadas. Sus triglicéridos de cadena media que en el torrente sanguíneo aparecen como ácidos grasos libres que son metabolizados por el hígado y solo un pequeño porcentaje (1-2%) acaba formando parte del tejido adiposo ya que no estimulan la producción de insulina que, como ya sabes, es la hormona encargada de almacenar grasa en el tejido adiposo.  Es además rico en fibra minerales y vitaminas.

Una de las maravillas del aceite de coco orgánico, no refinado, es el ácido láurico, un compuesto que se encuentra en el aceite de coco y que también está presente en la leche materna con la misión de ayudar a construir el sistema inmunológico del recién nacido.

aceite de coco y salud dental

Un estudio reciente respalda este efecto antibacteriano probado en las bacterias de tipo streptococcus principales causantes de la caries dental. Y no solo eso, sino que también es capaz de atacar el hongo de levadura que provoca las úlceras bucales y la levadura que causa la candidiasis.

El estudio ha sido realizado simulando la digestión tratando los aceites con enzimas y conjuntamente se estudiaron esos efectos sobre aceite de coco, aceite vegetal de semillas y aceite de oliva, observando como actuaban sobre las bacterias streptococcus y especialmente su cepa «mutans» que habita en nuestras bocas y metaboliza azúcares para convertirlos polisacáridos, es decir, la sustancia que consigue pegarla a los dientes y con ello formar la placa bacteriana.

El resultado fue que solo el aceite de coco mostró «una capacidad significativa» para inhibir el crecimiento de la mayoría de las cepas de la bacteria. Ahora les queda estudiar el proceso exacto a nivel molecular por el que esto ocurre  y sobre que otras cepas de la bacteria es eficaz. Además de necesitar más estudios sobre su capacidad antibacteriana y antimicrobiana en el  intestino humano, pudiendo convertirse en una alternativa menos drástica que el uso de antibióticos que atacan y muchas veces agreden y destrozan la flora intestinal además de crear resistencia. Alimentos tan antiguos como el aceite de coco pueden ser las nuevas formas de lucha contra infecciones.

Usar una sustancia tan beneficiosa como el aceite de coco significaría más salud bucal, digestiva y para el intestino. Usarlo en productos para el cuidado dental, en vez del uso que ahora mismo se hace de azúcares (sorbitol) puede ser una alternativa a los aditivos químicos ya que funciona hasta concentraciones relativamente bajas.

  coco salud natural

Desde siglos viene usándose tanto oralmente como de forma tópica para tratar algunos problemas:

Mejora la digestión: su poder antibacteriano previene el crecimiento y proliferación de hongos y parásitos que pueden causan indigestión y problemas relacionados, como el síndrome del intestino irritable. Además sus ácidos grasos ayudan en la absorción de aminoácidos, vitaminas y minerales.

Protector cardiovascular: el alto contenido en saturadas y su alto contenido en ácido láurico, ayuda a controlar el colesterol alto y la presión arterial alta.

Pérdida de peso: por el tipo de ácidos grasos que contiene el aceite de coco estimula el metabolismo y la función tiroidea, su uso no hace trabajar en exceso al páncreas (no estimula la producción de insulina)

Hidratar el pelo: En la India es la mascarilla más usada, nutre el cabello dañado y se utiliza como acondicionador, se aplica sobre el cuero cabelludo y el cabello y consigue con su poder hidratante prevenir las descamaciones o caspa.

Cuidado de la piel: Se ha usado por siglos para afecciones cutáneas como psoriasis, dermatitis, eczema y piel seca o con escamas.

Heridas y cortes: usado de forma tópica acelera el proceso de curación y reparación de tejidos dañados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: