¿Qué es el test de O´Sullivan? y porqué me he negado a realizarlo

La vuelta de las vacaciones ha sido un poco agridulce, nada más poner un pie en suelo patrio me he ido directa a la consulta de obstetricia, dulce porque ves al feto pataleando y agria en la parte de los protocolos en gestantes. No se mira el historial médico y todo se basa en protocolos a seguir.

futuro paleo 14 semanas

  • -Tomas alguna medicación?
  • -No
  • – No estás tomando ácido fólico?!?!?!?!
  • – Si claro, pero eso es un suplemento nutricional y no  medicamento, no?
  • – Si se vende en farmacias es un medicamento
  • – En las farmacias también venden condones
  • – … (mirada asesina y silencio)…

El test de O´Sullivan es una prueba que se realiza para saber la capacidad que tiene un organismo para metabolizar la glucosa, suele hacerse en personas con sígnos de prediabetes o diabetes (tipos 1 y 2) para averiguar el grado de incapacidad para «digerir» una carga de glucosa . Por protocolos se realiza siempre a las mujeres gestantes que han superado los 35 años. Sin importar el tipo de dieta que sigan.

La prueba consiste en una toma de glucosa que puede ser de 100 o 75 gramos en forma de jarabe sabor naranja, consecutivamente transcurrida una hora realizan un análisis de sangre para medir la cantidad de glucosa que permanece en sangre y el análisis se repite a las 2 horas y a las 3 horas. No hay un consenso internacional sobre que cifra se considera diabetes, así que dependiendo del país en el que realicen la prueba tendrás diabetes gestacional o no.

El profesional sanitario que sea sincero comentará que no se saben con exactitud las causas de dicha diabetes, pero la diabetes gestacional en realidad es un subtipo de diabetes tipo 2, provocada por desarreglos hormonales derivados de factores como la resistencia a la insulina y la típica inflamación crónica que lleva aparejada. Durante la gestación el organismo necesita asegurarse que haya un aporte de nutrientes casi constante, por ello puede presentarse mayor sensibilidad a la glucosa, generamos mayor cantidad de insulina, comemos más cantidad y nos sentimos saciadas más tarde.

Lo que en principio es una medida biológica que usa nuestra especie para asegurar el aporte de nutrientes, en nuestra sociedad actual puede significar un grave problema si las mujeres usan su embarazo como una excusa para «comer por dos» y «ya que tengo que engordar voy a comer todo lo que me apetezca«. Y así se ven embarazadas en la cafetería del hospital desayunando un colacao con 2 trozos de tarta de manzana.

Las mujeres que seguimos una dieta que elimina azúcares y evita alimentos refinados tenemos muy pocas probabilidades de desarrollar diabetes gestacional dado que no se hacen altas cargas de glucosa durante las ingestas, por lo tanto una prueba del tipo O´Sullivan es del todo contraproducente. Primero porque ingerir esa cantidad de glucosa nos provocaría nauseas y/o vómitos por su excesivo dulzor (estamos tomando glucosa pura), además de que al estar desacostumbrados a tales cantidades de azúcares habría una intolerancia natural del organismo y seguramente el resultado fuese positivo, digamos que podría producirnos un shock de insulina excesivo para el organismo. Negándome a realizarla evito pasar un mal momento, evito estrés para el organismo, malestar durante el embarazo y sabiendo que la solución que me ofrecerían  pasaría por dos recomendaciones que ya pertenecen a mi rutina diaria que son una dieta con alimentos de bajo índice glucémico y practicar ejercicio me parece una pérdida de tiempo y recursos sanitarios.

Durante el embarazo hay tendencia a tomar más hidratos de carbono, que pueden saciarse en forma de fruta, verdura, arroz y tubérculos como las patatas o zanahorias. Pero no hay necesidad de excedernos en su consumo, se mantiene un mejor control del peso que ganamos y lo más positivo es que no hay riesgo de desarrollar una diabetes gestacional.

Y para controlar si hay riesgo de diabetes, se controla la glucosa mediante un análisis de sangre donde se analice la hemoglobina glicosilada (Hb1Ac) un valor mucho más específico medido en porcentaje de proteínas de hemoglobina que se unen a la glucosa que circula en la sangre. En mi última analítica con 10 semanas de gestación el valor que obtuve fue 5.8%, considero (y cualquier médico/endocrino que entienda de diabetes pensaría lo mismo)  que mi riesgo de desarrollar diabetes gestacional (salvo que mute la personalidad y ataque una furgoneta de donuts) es prácticamente inexistente.

diabetes_gestacional

Solo recalcar que mis circunstancias personales me han decidido a tomar esta decisión y estas son que no consumo una dieta alta en azúcares-hidratos, no tengo sobrepeso u obesidad, ni tampoco familiares directos con diabetes. Cada persona debería tomar sus propias decisiones basándose en sus circunstancias personales actuales. Los protocolos deshumanizados solo ayudan a las estadísticas y a quien vive de ellas. 

Más información: http://www.fisterra.com/guias-clinicas/diabetes-gestacional/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: