Suplementación de Vitamina D3 y riesgo de toxicidad

La vitamina D es una vitamina liposoluble, es decir, se disuelven en grasas y aceites. Se almacena en el hígado y tejidos grasos, por lo que si nos excedemos podría acumularse en un nivel tóxico con consecuencias peligrosas. La vitamina almacenada en el cuerpo se libera lentamente con una vida media de tres meses.

Cuando he ido a la consulta de obstetricia y he dicho que estoy suplementando con vitamina D3, lo primero que se me ha preguntado es: ¿porqué?, explicadas mis razones, lo que me comentan es que si se que la vitamina D es teratogénica (Teratogénesis: produce malformaciones en fetos), a lo que contesto que este efecto se da en situaciones de suplementación hasta dosis tóxicas.

  vitamina d y toxicidad

La toxicidad con vitamina D3 solo es posible mediante su toma en pastillas o líquida, ni con la exposición solar o la dieta no es posible excederse porque es el propio organismo quien regula su metabolización. Los suplementos están indicados en condiciones de hipovitaminosis, estados carenciales, estrés severo, lesiones o enfermedades. La cantidad de vitamina D3 necesaria para causar toxicidad, varía de una persona a otra dependiendo de su edad, dieta, estado físico, gestación, lactancia, duración y cantidad suplementada.

El peligro de la toxicidad de la vitamina D3 es debido a que su compuesto activo (125-dihidroxicolecalciferol) es mediador de la absorción del calcio en las células óseas. Y es que la vitamina D3 mejora la absorción de calcio y fósforo en el intestino y es necesaria para la mineralización del hueso regulando el equilibrio (regulación homeostática) de las concentraciones de  calcio en plasma. De ahí que las deficiencias en Vitamina D provoquen raquitismo en niños y osteomalacia (menor densidad ósea) en adultos, es este último caso afecta especialmente en situaciones de aumento en las necesidades del calcio como pueden ser la gestación y la lactancia con resultado a largo plazo de osteoporosis, y mayor número de fracturas. Y su exceso provoque  hipercalcemia (exceso de calcio en sangre) que mantenido en el tiempo puede provocar daños en corazón y riñón (calcificación de tejidos blandos e  insuficiencia renal). Síntomas habituales de un exceso son: náuseas, vómitos, anorexia, dolor de cabeza, debilidad, apatía, poliuria (orinar muchas veces, mucha cantidad) y dolor de huesos.

A las mujeres embarazadas se nos recomienda el aumento de calcio, pero si no se aumentan proporcionalmente las cantidades de vitamina D el calcio que no absorbamos será excretado en heces y orina.  Y no hay recomendación de aumentar la vitamina D a pesar que la deficiencia más frecuente es en mujeres embarazadas con resultado de aumentar exponencialmente el riesgo de sufrir diabetes gestacional y concebir niños con menores capacidades motoras y de desarrollo cognitivo. Además de debilitar su sistema inmunitario y aumentar el riesgo de asma, afecciones respiratorias y enfermedades del corazón.

Casos de hipervitaminosis

Hasta ahora la mayoría de casos de  hipervitaminosis documentadas se dan en personas que suplementaban más de 50.000 UI al día (durante 3 meses) o dosis muchísimo más altas debido a errores en la etiqueta. Según estudios sobre animales, dosis de 60.000 UI por día puede provocar hipercalcemia, con debilidad muscular, proteinuria, hipertensión arterial y ritmo cardíaco irregular, síntomas que aparecen a los pocos días. La ingestión continuada de 50.000 UI o más diariamente por una persona con sensibilidad normal a la vitamina D puede causar envenenamiento.

Sin embargo se ha documentado que dosis hasta 10.00UI al día no tienen porqué presentar toxicidad.

Cantidades recomendadas

La ingesta recomendada de 400 UI de vitamina D es la asignación estándar diaria para bebés. Sorprendentemente es la misma que se recomienda en niños de hasta 18 años de edad, algo sin mucha lógica dado que las necesidades son diferentes.

Para curar el raquitismo lo que se recomiendan son 5.000 UI diarias. La dosis tóxica para los niños es de 10.000 UI / día durante 4 meses.

Embarazo y lactancia: Según estudios realizados con animales en laboratorio que luego se han extrapolado a humanos, las dosis hasta 10.000 UI por kg durante el embarazo son teratogénicos y puede suprimir la función paratiroidea en el recién nacido. Madres lactantes que toman estas dosis puede causar hipercalcemia en los lactantes.

Lo más recomendable es medir los niveles de vitamina D antes de suplementar si vamos a tomar más de 5000UI durante períodos largos de tiempo, no tomar suplementos de calcio conjuntamente (salvo prescripción y bajo supervisión médica), no tomarla si tenemos altos niveles de calcio en sangre y sobre todo descansar de la vitamina D cuando sea posible exponerse a la luz solar.

Más información: Diario de un pastillero (Andrés, gracias por los enlaces, no indago más que no son horas), C: The BlogOverdose on Vitamin D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: