Café sin duda la bebida más beneficiosa y antioxidante

El café es uno de esos alimentos controvertidos que siempre están en las listas de los más amados u odiados. Hay quien al café le adjudica efectos perniciosos sobre la salud especialmente del cerebro, pero no creo que debamos fiarnos de esos «sesgos personales» sino de los resultados que en los estudios sobre el consumo del café en relación con la salud se obtienen. Las recomendaciones oficiales referentes al consumo del te o café nos hablan de «consumo con moderación» pero añaden que no tendrá un efecto negativo sobre la salud, siempre y cuando tengamos un estilo de vida sano. Algo a todas luces nada claro, pero estos ya se han ganado el sueldo!!

Primero hay que dejar claro que el café como producto puede ser bueno, malo y peor, hay que saber distinguirlo y comprarlo, De eso hablamos hace tiempo (enlace aquí).

cafe encarni

Para quien confié más en resultados y menos en «consejos institucionales» debería saber que la mayoría de los supuestos efectos negativos que se asociaban al consumo de café han sido refutados cuando se han analizado científicamente. En los dos últimos años han sido tantos los estudios realizados al respecto con resultado positivo que deberíamos pensar en que el café es mucho más que una dosis de cafeína.

Pongamos un ejemplo, si preguntas si el café afecta a la presión arterial, la gran mayoría de personas te dirán que sí sin dudarlo. Pues bien, apenas hay evidencias (estadísticamente significativas), tanto de su efecto sobre la presión arterial como del riesgo de hipertensión. Otra vez hemos creído algo sin tener pruebas…

Sobre lo que sí hay más pruebas es acerca de su efecto beneficioso al proteger al hígado y incluso en las personas que ya padecen hígado graso o en la prevención del Alzheimer y demencia debido al efecto estimulante de la cafeína sobre el sistema nervioso central. Que además se ha descubierto que tiene efecto analgésico y en un estudio reciente sobre trabajadores en una oficina aquellos que lo consumieron antes del experimento sintieron menor dolor. No hay dudas sobre su efecto estimulante que ayuda a centrar la atención y a la hora de entrenar nos da un plus de energía que mejora el rendimiento.

Si hablamos del corazón: cuanto más consumas mejor pero no pases de 10 tazas al día y lo mismo sucede si nos fijamos en la depresión, y si en un estudio se vio, que altas cantidades de cafeína aumentaban la positividad en el momento, en otro se demostró que, en las mujeres, aumentar la cantidad de cafeína era inversamente proporcional a la tasa de depresión.

El café más que el te, reduce los niveles de triglicéridos y consecuentemente reduce la presencia de síndrome metabólico y aún más recientemente se ha descubierto que reduce el riesgo de diabetes tipo 2, un 8% en mujeres y 4% en hombres que tomaban café con cafeína y 7% si era sin cafeína. Sabiendo esto, las recomendaciones deberían ser el consumo medio de 3 a 5 tazas al día a largo plazo.

 Los contras convertidos en ventajas

Algo conocido era el efecto de la cafeína a corto plazo sobre el aumento de los niveles de glucosa y resistencia a la insulina. Pero sorprendentemente esos efectos no tenían el mismo resultado en el largo plazo sino que era muy beneficiosos en la reducción del riesgo de diabetes, independientemente del consumo de cafeína. Lo que hace sospechar que no solo la cafeína es la causa de los beneficiosos efectos del café.

Y es que es habitual pensar en cafeína al decir café, pero el café contiene muchas otras sustancias beneficiosas y químicos que aportan sabor y aroma, tales como fenoles vegetales, ácido clorogénico, y quinidos que funcionan como antioxidantes. En el café que no filtras aparecen diterpenoides que regulan los niveles de colesterol HDL y LDL.

Hasta ahora los efectos de las sustancias carcinógenas del café solo se han visto en ratas, en humanos el café ayuda a protegernos de ciertos cánceres (próstata y de piel. Cáncer colorrectal y de endometrio) y los efectos eran mayores cuanto mayor era el consumo con una media de 6 o más tazas al día.

 Así que hasta ahora las evidencias siguen estando a favor del café. Y a quienes les guste el café pueden beberlo con tranquilidad. Si aparecen problemas para conciliar el sueño, no te tomes la última taza hasta que encuentres cual es la cantidad que para ti es ideal.

Eso sí precaución en embarazadas, los bebes no metabolizan la cafeína, pero sí puedes tomarlo descafeinado!!

RECETA CAFÉ ENCARNI

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: