¿Que es el trigo sarraceno? Información y recetas

trigo sarraceno alforfon

A pesar de su nombre el trigo sarraceno o alforfón no está emparentado con el trigo ni con ninguna hierba de la familia del trigo que todos conocemos sino que es la semilla de una planta (lo que más tarde en  se convertiría en una flor) y está más relacionada con el ruibarbo y la acedera común.

La mayor ventaja del trigo sarraceno es que no contiene gluten, característica que ha aprovechado la industria para fabricar cervezas sin gluten. Si cociésemos 100 gramos de granos de trigo sarraceno lo que obtenemos a nivel nutricional son:

  • Hidratos de carbono: 20 gramos de  de los que 3 gramos son fibra con una carga glucémica de 8 (carga baja) que depende del tiempo de cocción, si los se cocinan menos tiempo son aún menos glúcidos.
  • Proteínas: La carga en proteínas de estos granos es relativamente baja, 3.4 gramos de los que hay que destacar los 49 mg de triptofano y 44 mg de metionina. Es de las pocas variedades vegetales que contienen todos los aminoácidos esenciales incluida la lisina.
  • Vitaminas: destaca en niacina, ácido fólico y vitamina B6, pero no en cantidades reseñables.
  • Minerales: 51 mg de magnesio y 70 de fósforo. (Fuente)

Flavonoides: Como el rutósido, que algunos denominan “vitamina P” pero que realmente no es una vitamina, lo que sí se sabe es que es una sustancia antiinflamatoria que inhibe la agregación plaquetaria mejorando la circulación (hemofilia, edemas), reduce la citotoxicidad del colesterol LDL oxidado con lo que consecuentemente reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Inositol: más concretamente D-quiro-Inositol (DCI) del que el trigo sarraceno es el alimento que más lo contiene y reduce la respuesta del organismo a la glucosa (mejora su utilización mediante la sensibilización de las células a la insulina) previniendo la aparición de diabetes tipo 2. Se ha estudiado que las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tratadas con suplementos de DCI presentaban resultados con bajada en los niveles de testosterona libre y total, disminución de la presión arterial, aumento de la sensibilidad a la insulina y aumento en la frecuencia de la ovulación.

  Sopa de pollo judias y trigo sarraceno

En la cocina podemos usarlo como sustituto del arroz y al ser un grano integral es muy saciante por lo que no vas a necesitar mucha cantidad, lo que más llama la atención es su forma triangular y quienes viajen por el centro de Europa van a consumirlo con el nombre de “Kasha”. Una vez cocinado el trigo sarraceno tiene un sabor más suave que si lo trituramos para hacer harina. Se puede usar en sopas y guisos como una guarnición energética y muy saciante.

gusio de chorizo y trigo sarraceno

Lo primero es lavar los granos e incluso si tienes tiempo dejarlos en remojo un rato. Al cocerlos se añaden 2 partes de agua o caldo por 1 de trigo sarraceno, si lo haces en agua es buena idea machacar un ajo y tostarlo un poco antes de añadir el agua y el trigo. Lo llevamos a ebullición y bajamos el calor tapándolos para que se hagan lentamente durante 20 minutos aproximadamente.

Ternera con pimiento y trigo sarraceno

 Cuando se hace una dieta baja en hidratos de carbono no hay porqué eliminar todos los almidones, sino variar su proporción en relación al contenido total del plato, dando prioridad a la grasa (disuelta o en alimentos grasos) y haciendo que estos sean el acompañante en el plato y no el protagonista. Solo hay que tener en cuenta que debes calcular la cantidad que necesitas tomar para no pasarte.

Variar los alimentos hace que una dieta sea más sostenible en el tiempo, y que no tengamos que saltárnosla por aburrida y por ende  es, obviamente, más nutritiva. Si restringimos alimentos por considerarlos poco saludables hay que estar abiertos a incluir otros nuevos. Además, ¿No dicen que lo bueno siempre está por venir? Pues que el fin del mundo (según los mayas) nos encuentre saboreando nuevas delicias.

¿¿Nos vemos mañana??

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: