Aceite de coco, ¿un suplemento quema calorías?

El aceite de coco es un alimento con un olor y sabor muy agradable, que soporta muy bien el calor al usarlo para cocinar. Contiene ácidos grasos muy saludables, como el ácido láurico (dodecanóico) que tiene propiedades antimicrobianas (1)  y ácido caprílico con propiedades antibacterianas y antibióticas. Ambos ácidos están presentes en la leche materna humana.

aceite de coco y perdida de peso

Pero lo más llamativo del aceite de coco es su proceso de metabolización en el organismo, una vez lo hemos consumido.

Las grasas saturadas presentes en el  aceite de coco son de tipo triglicérido de cadena media y esa forma química es lo que las hace tan especiales. Se llaman así porque su longitud está entre 6 a 10 átomos de carbono, relativamente corta si se compara con otras grasas saturadas que suelen tener entre 18 a 24. Su tamaño molecular es menor y son solubles en agua. Se digieren rápidamente y cuando son absorbidos en el intestino se transportan directamente al hígado, sin necesidad de circular a través de la linfa.

Los triglicéridos de cadena media no se almacenan en la grasa corporal y esto es debido a que para el organismo es muy fácil usarlos como energía o combustible, más rápido incluso que los hidratos de carbono, al liberarse en el torrente sanguíneo pueden circular libremente o unirse a la proteína albúmina como harían el resto de grasas y además no necesitan L-carnitina para penetrar a través de la membrana mitocondrial. Se podría decir que son como hidratos de carbono con la ventaja añadida de que no aumentan el azúcar en la sangre pero nos sacian en mayor medida. 

Provocan un aumento en la quema de calorías, mediante lo que se conoce como termogénesis (producción de calor), es ese efecto calorífico donde se le relaciona con la pérdida de peso. En las personas más delgadas hay una mayor producción de calor que en las obesas, hasta un 40% de diferencia. Los primeros gastan energía, los segundos la almacenan.

Algunos estudios al respecto:

1989, 10 voluntarios demuestran que el exceso de energía dietética como triglicéridos de cadena media estimula la termogénesis en mayor medida y que se almacena con menor eficiencia que el exceso de energía como triglicéridos de cadena larga . (2)

2003, 24 hombres con sobrepeso perdieron mayor cantidad de tejido adiposo que aquellos que consumían grasas de cadena larga, se cree debido al gasto energético y aumento en la oxidación de grasa. Y por ello los triglicéridos de cadena media pueden ser considerados como agentes que ayudan en la prevención de la obesidad o potencialmente estimular la pérdida de peso. (3)

1986, En 7 hombres se comprueban los efectos térmicos comparando comidas de 400 kcal compuestas por  triglicéridos de cadena media y triglicéridos de cadena larga, concluyendo que a largo plazo si produce mayor pérdida de peso en presencia de triglicéridos de cadena media. (4)

2009, 40 mujeres obesas alimentadas con dietas hipocalóricas adelgazaban más en presencia de aceite de coco que tomando aceite de soja. Además de, como era de esperar, mejorar sus marcadores de lípidos en sangre. (5)

Antes de que nadie me lo pregunte me anticipo: Sí, cuando decimos aceite de coco nos referimos a su grasa, que es la misma que contienen la manteca de coco y la leche de coco, así como el coco rallado. El aceite es el extracto de la grasa del coco, en las demás formas, esa grasa está acompañada de fibra. 

Más información:
(1) Equivalence of Lauric Acid and Glycerol Monolaurate as Inhibitors of Signal Transduction in Staphylococcus aureus.
(2) Thermogenesis in humans during overfeeding with medium-chain triglycerides.
(3) Medium-chain triglycerides increase energy expenditure and decrease adiposity in overweight men.
(4) Thermic effect of medium-chain and long-chain triglycerides in man.
(5) Effects of dietary coconut oil on the biochemical and anthropometric profiles of women presenting abdominal obesity.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: