Las 10 hormonas que controlan tu salud (2/2)

Seguimos con la segunda y última parte de «Las 10 hormonas que controlan tu salud», si no has leído la primera parte pincha aquí

las hormonas mas importantes

Cortisol

Conocida como la hormona del estrés es segregada por las glándulas suprarrenales y es necesaria para el manejo energético y el control de la inflamación junto al DHEA. Se relaciona con la obesidad abdominal. Tanto si su nivel es muy alto o bajo durante un período largo de tiempo afecta negativamente a la longevidad y/o envejecimiento. Eleva los niveles de azúcar en sangre, presión arterial y neutraliza la inflamación. En una hipoglucemia reactiva es el cortisol el que hace que volvamos a tener energía, pero si lo hacemos de continuo el cortisol se mantiene y sigue demandando más glucosa. Glucosa que necesita de insulina para poder ser usada y es así es como entramos en el círculo vicioso de la resistencia a la insulina, obesidad..etc.

HIPOGLUCEMIA REACTIVA

Un exceso de cortisol reduce la cantidad de algunos neurotransmisores como la serotonina, que influye en el estado de ánimo, pudiendo resultar en desánimo o depresión, o la melatonina también conocida como la hormona del sueño (glándula pineal) pudiendo producir insomnio. Además si no dormimos lo suficiente no se produce la cantidad necesaria de hormona del crecimiento, haciéndonos envejecer antes.

-Para equilibrarla: verdura, fruta, pescado, huevos, carne pero sobre todo relajarse y evitar situaciones estresantes.
-Lo que la desequilibra:  azúcares, alcohol, una dieta sin grasa, grasas trans y sobre todo el estrés

Dehidroepiandrosterona (DHEA)

Segregada por las glándulas suprarrenales y el cerebro, sus funciones son numerosas ya que es una de las hormonas que más abundan en cantidad en el organismo porque se puede convertir en otras hormonas como estrógenos o testosterona. Es una hormona esteroide que disminuye según nos hacemos mayores a los 70 años producimos un 10% menos que a los 20 años. La DHEA es la hormona del bienestar que aumenta la serotonina y disminuye la insulina, alivia la fatiga y combate la depresión. Cuando producimos poca sentimos fatiga, ansiedad, depresión y poco deseo sexual.

-Para equilibrarla: verdura, fruta, pescado, huevos, carne y grasas saturadas como coco o mantequilla.
-Lo que la desequilibra:  azúcares, alcohol, grasas trans, soja y mijo.

 

Estrógenos 

Esta hormona son en realidad 3 moléculas bioquímicamente distintas:  estrona (E1), estradiol (E2) y estriol (E3). Se produce en los ovarios en mayor cantidad 2 semanas antes de la menstruación y una pequeña cantidad en las glándulas suprarrenales (estrona), son las hormonas sexuales femeninas y cumplen numerosas funciones, agranda los senos y ensancha la cadera además de estimular el sistema nervioso simpático, aumenta la alerta, reduce la grasa corporal, protege contra enfermedades cardíacas, aumenta la sensibilidad a la insulina y mejora la tolerancia a la glucosa. En mujeres ante niveles bajos de estrógenos, que pueden ocurrir a cualquier edad, se presentan sofocos, sudores nocturnos, dolores de cabeza, sequedad vaginal, confusión mental, infecciones frecuentes de orina, disminución de libido y aumento de peso. Y si hay exceso, depresión, distensión abdominal, cefaleas, hinchazón de las mamas y sangrado vaginal abundante.

-Para equilibrarlas: huevos, mantequilla, semillas de lino, verduras de hoja verde, pescado rico en omega-3 y hacer ejercicio regularmente.
-Lo que las desequilibra: hidratos de carbono refinados, dietas bajas en grasa, margarina, alcohol, tabaco y obesidad.

Progesterona

Es la otra hormona sexual femenina, se produce en los ovarios. Reduce la ansiedad y tiene un efecto calmante sobre el estado de ánimo, aumenta la somnolencia, retarda el proceso digestivo, aumenta el apetito y la acumulación de grasa (importante en el embarazo). La depresión posparto se causa por una disminución rápida de sus niveles. Niveles bajos se asocian a migrañas premenstruales, períodos irregulares y ansiedad. Y con niveles altos: somnolencia y depresión.

Los hombres también sintetizan la progesterona, como precursor de la testosterona (hormona sexual masculina) en cantidades más pequeñas pero necesarias porque si disminuye su cantidad se aumenta la tasa en la que la testosterona se convierte en dihidrotestosterona (DHT) lo que hace que en exceso se agrande la próstata y estreche el canal uretral, es decir, problemas para orinar.

-Para equilibrarlas: huevos, mantequilla, semillas de lino, verduras de hoja verde, pescado rico en omega-3 y evitar la obesidad.
-Lo que las desequilibra: hidratos de carbono refinados, dietas bajas en grasa, margarina, alcohol, tabaco y obesidad.

Tetosterona

Se produce en los testículos de los hombres y en las glándulas suprarrenales de hombres y mujeres para cumplir numerosas funciones. Necesaria para  mantener la masa y fuerza muscular, masa ósea, el crecimiento del pelo, libido y , como no, la producción de esperma, pero también nos mantiene en forma y delgados. Así que ya imaginamos lo que falla cuando sus niveles son muy bajos y eliminamos los productos de origen animal con sus grasas y colesterol de nuestra dieta. Cortisol y tetosterona son casi incompatibles

 -Para equilibrarla: hígado huevos, mantequilla, pescado azul y actividad sexual frecuente.
-Lo que la desequilibra: hidratos de carbono refinados, dietas bajas en grasa, margarina, alcohol, tabaco, drogas, baja actividad sexual y obesidad
 
Y hasta aquí las 10 hormonas que considero más importantes, hay otras muchas, epinefrina y norepinefrina, grelina, adiponectina, resistina…etc. pero todas interactúan entre sí  y tener equilibradas las 10 principales significa equilibrio en las demás restantes, estar sanos y permanecer jóvenes por más tiempo. Todo está en las hormonas, olvida las calorías.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: