Nuevas recomendaciones: aumenta el potasio, reduce el sodio

De nuevo la Organización mundial de la salud (World Health Organization’s) ha decidido cambiar las recomendaciones de ingestas diarias y en este caso le ha tocado el turno al sodio y potasio. La recomendación de bajar la cantidad de sodio no es nueva, ahora no debemos de consumir más de 2.000 mg/día. Para el potasio nos recomiendan 3.510mg/día y con ello pretenden prevenir la alta incidencia de hipertensión que cada vez más se da en niños y las consiguientes enfermedades cardiovasculares y cardíacas. Aunque recordemos que la hipertensión arterial se ve afectada por el sobrepeso, tabaquismo, sedentarismo y estrés.

Palabras textuales de Francesco Branca, director de la OMS:

«La presión arterial elevada es un riesgo importante para la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares – la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial».  «Los niños deben tomar más potasio, porque los niños con hipertensión a menudo se convierten en adultos con presión arterial elevada.»

 No parece fácil seguir estas recomendaciones si no eres un experto en nutrición, y aún siéndolo necesitarás unas buenas tablas de composición de alimentos actualizadas. Pero, ¿realmente necesitamos bajar tanto la dosis de sodio? Probablemente no, si eres una persona sana.

sal sodio potasio hipertension

El sodio es necesario para los procesos vitales y su cantidad depende de las necesidades particulares de tu organismo, quienes hacen deporte, viven en zonas cálidas (y sudan) necesitan más cantidad. Y ya en el año 2006 quedaba demostrado que a pesar que el sodio sí tiene impacto sobre la presión arterial, este impacto es momentáneo y es el propio organismo quien regula su cantidad excretando (orina, sudor, lágrimas) la cantidad que sobra. Los efectos del sodio en nuestro cuerpo dependen de  factores genéticos y ambientales como puede ser una mala dieta.  Entre la mayoría de personas el sodio no es un factor determinante para la evolución de enfermedades cardiovasculares ya que desempeña un papel menor en la regulación de la presión sanguínea. Salvo personas con insuficiencia renal y con alta sensibilidad a la sal. (enlace al estudio)

Concluyendo reducir la sal en las comidas no va a ayudar a luchar contra la hipertensión a largo plazo. Aunque no está de más recordar que una dieta alta en sodio es aquella que se basa en productos precocinados, enlatados y refrescos, aunque seguramente no notes su sabor salado porque va a la par del azúcar que contienen. Pero los McNuggets tienen 540 mg de sal y las patatas medianas del Burger King tienen 570 mg.

Hay estudios que relacionan el desequilibrio de potasio y sodio en la dieta como un factor importante en la  presión arterial alta. Ya que antiguamente el consumo de potasio era mucho mayor (1/3 más) y se consumían más verduras y frutas. El potasio tiene un efecto hipotensor . Pero aumentar el potasio en la dieta significa una reducción igual al que obtenemos al eliminar el sodio, y seguramente no sea suficiente. La gran mayoría de personas con sobrepeso no van a beneficiarse a largo plazo.

Entonces, ¿que causa realmente hipertensión?

El exceso en el consumo de hidratos de carbono. La relación que existe entre obesidad e hipertensión viene dada por la retención de líquidos que sucede cuando consumimos muchos hidratos ya que estos retienen la excreción de sodio, y es justamente al restringir los hidratos de carbono cuando sucede un efecto diurético que nos libera de esos líquidos retenidos y se produce el esperado descenso en la presión arterial. El descenso en el peso en una dieta baja en hidratos de carbono, va parejo al descenso en la presión arterial.

Quienes mantenemos dietas con menor porcentaje en hidratos de carbono muy al contrario que aquellos que siguen dietas altas en hidratos, especialmente si incluyen alimentos refinados y precocinados, no tenemos que preocuparnos por nuestro consumo de sal, potasio o nuestra presión arterial, salvo que haya problemas específicos que debemos tratar. En nuestra dieta la regulación homeostática del sodio-potasio funciona de forma natural y la presión arterial permanece en los límites normales. ¿O es que acaso comer bien no regula tu tensión y tu peso?

 

Más información:
Guideline: Potassium intake for adults and  children
Guideline: Sodium intake for adults and  children
 Gary Taubes:  Good Calories, Bad Calories
Allan y Lutz: Life without bread
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: