9 Hábitos saludables que debemos aprender de los bebés

En una sociedad con una cantidad creciente de información contradictoria, a veces lo más sencillo es mirar a un bebé y re-aprender lo que hemos olvidado, a saber:

Comer solo cuando tengas hambre: no se trata de 5 veces al día, se trata de comer cuando lo necesites. No se come por aburrimiento ni por normas sociales, tampoco por horarios impuestos, el hambre es el único indicador que necesitas para saber cuando comer.

Come hasta saciarte: normalmente comemos siempre las mismas cantidades, dependiendo del tamaño plato que tengas delante, eso nos obliga muchísimas veces a terminarnos todo lo que haya en el plato sin tener hambre, también sucede que hay quien come menos de lo que le gustaría para guardar la línea. Ninguna de esas conductas es correcta, deberíamos comer sin ver la cantidad como hacen los bebés, unos días será más otros será menos, no siempre existen las mismas necesidades.

leche siesta y rock and roll

Tita Encarni, me encanta la mantita; Gracias!!

Descansa después de comer: y si puedes échate una siestecita, nada de salir corriendo con el estómago lleno.

Respiración profunda o abdominal: esa que tanto me costó aprender en las clases de yoga, mi bebé la realiza de forma natural.

Estírate antes de ponerte en movimiento: siempre han dicho que para evitar lesiones hay que estirarse, mi bebé lo tiene muy bien aprendido y se estira hasta 5 minutos al despertarse, antes de quedarse relajado y pensar:  ¿qué es lo siguiente que quiero hacer?.

Haz ejercicio: el nivel de actividad es enorme para tener 2 meses, los pataleos y manotazos no necesitan gimnasio ni monitor de aerobic.

Cuerpo activo y mente activa: esos momentos son los que está más alerta, aprende y se comunica. El ejercicio también es mental.

Después del ejercicio reponemos fuerzas: y ahora viene lo más importante, ¿qué comemos?

La dieta perfecta, Leche Materna: en el libro Perfect Health Diet explican su composición

  • Lactosa hasta 70g por litro lo que hacen un 39% de hidratos de carbono
  • Grasas hasta 40g por litro lo que hacen un 54% de grasas
  • Oligosacáridos/fibra hasta 15g por litro
  • Proteína hasta 8g por litro lo que hace un 7% de proteína

La mayor parte de las calorías por tanto provienen de las grasas y la cantidad de colesterol varía a lo largo del día de 100 a 220 miligramos necesario para el desarrollo cerebral de esos pequeños cabezones.

Un bebé necesita para su desarrollo más hidratos que una persona adulta, porque gasta mucha más energía y usa en mayor proporción determinadas hormonas de las que un adulto no necesita en tanta cantidad (factor de crecimiento) al consolidarse la medida del cerebro la necesidad de hidratos se reduce proporcionalmente. 

El libro Perfect Health Diet lo encuentras aquí:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: