Para adelgazar hay que ser más listo que el hambre

Nada más terminar las navidades, aún no se han desempaquetado los regalos de reyes y en google los términos más buscados son “dieta”, “adelgazar” y “perder peso”. No es nada nuevo sucede lo mismo todos los años. Pero para muchas personas es pensar / oír la palabra dieta y comenzar a sentir ansiedad, antojos y deseos de comer, que además van a ser los alimentos que menos les convienen.

En estos casos no hay una deficiencia nutricional o un problema metabólico. Es algo mucho más sencillo, han asociado la comida con el placer y a pesar que el placer es una de las razones por las que comemos, no debe ser la única.

antojos adelgazar

Cuando es tu mente la que juega malas pasadas hay trucos psicológicos que pueden funcionar para evitar atracar la despensa, a saber:

Huele algo diferente a cosas comestibles

Desde luego evita llevar colonias con olores comestibles (es andar provocando al apetito) y en el momento que quieras comer algo (comer por ansiedad o por aburrimiento) intenta oler algo contrario a nada comestible. Sirve un libro nuevo, un bolso o chaqueta de piel…etc. (Enlace al estudio)

– Nuestro cerebro tiene una capacidad limitada de procesamiento sensorial y ante algo inventado da prioridad a algo existente y se ha estudiado que con sonidos no funciona así que usa el olfato para olvidarte del chocolate. 

Imagínate haciendo otra cosa

Otro truco para engañar la mente es jugar en su propio terreno y si te lleva a imaginarte comiendo un pastel de merengue, tú contraatacas imaginándote, de la manera más real posible en una situación totalmente distinta y en la que está pasándotelo bien como dando un paseo o bañándote en la playa. Cuanto más te centres en los detalles de la situación, antes olvidarás que querías zamparte un bollo. (Enlace al estudio

Sal a dar un paseo o haz un poco de ejercicio intenso

El ejercicio reduce los antojos de chocolate, si antes de darte un homenaje das un paseo es probable que comas menos, en estudios realizados en promedio las personas comían casi la mitad, 15,6 g frente a 28,8 g, cuando salían a dar un paseo de 15 minutos antes de tomar chocolate. (Enlace al estudio)

Come un chicle

Mascar chicle durante al menos 45 minutos antes de comer conseguirá que te sientes más lleno y reducirá significativamente el hambre, apetito y antojos. Y si lo tomas durante 3 horas antes de comer comerás un 10% menos. Ese es el porcentaje que se obtuvo en un estudio al respecto. (Quizás sea porque ya estás agotado de tanto mascar) (Enlace al estudio)

Para evitar devorar todo lo que se te ponga por delante hay que poner un poco de voluntad y mucha creatividad. Y tal como dice el refrán:

SER MÁS LISTOS QUE EL HAMBRE!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: