¿Quieres adelgazar? No busques consuelo en la comida

El ser humano es un animal social. Nuestros primos los primates también lo son, y de los experimentos que se hacen con ellos, nosotros podemos identificar muchos comportamientos que compartimos. Te voy a hablar de un estudio en concreto.

En la  Universidad de Emory y Yerkes, Centro Nacional de Investigación de Primates (enlacese cambio la dieta de plátano de un grupo de monos por unas bolitas sabor plátano pero más ricas en azúcares. Como era de esperar a todos los monos les encantaron las bolitas. Algunos monos se pusieron a comerlas sin parar, hasta altas horas de la noche. Comieron hasta no poder más. 

Pero hubo un grupo de monos que a pesar que comieron las bolitas azúcaradas de plátano no comieron mucha más cantidad (en promedio calórico) de la cantidad que comían habitualmente con la dieta de plátano normal.

Pero ¿Qué tenían en especial estos monos que comieron menos?                 

Eran los jefes!! 

Así es, los monos que estaban en lo alto de la jerarquía social del grupo, comieron las bolitas azucaradas pero no tuvieron necesidad de atiborrarse de ellas, como sí hicieron los monos que vivían subordinados.

La explicación de los psicólogos que idearon el estudio ofrecen a este comportamiento se basa en que el azúcar activa las vías de la dopamina en el cerebro. La dopamina es un neurotransmisor del sistema nervioso central y se le relaciona con la motivación y la recompensa. Es seguro que los monos dominantes obtienen la activación de la dopamina (neurohormona) de una forma natural mediante la interacción social. Se sienten bien y «reconfortados» a través de su posición dominante en la jerarquía social del grupo. Y por supuesto al ser quienes marcan las reglas, están mucho menos estresados. 

Por el otro lado los monos subordinados, tienen más «ansiedad vital«, y no existe recompensa, salvo por esas pequeñas bolas dulces que les hacen sentir bien y de las que abusan.

comes para sentirte mejor

Moraleja:

Cuanto más feliz seas en tu vida, menos necesidad tendrás de atracar la nevera. Así de fácil y así de complicado, porque no siempre la felicidad depende de uno mismo.

Parece que necesitemos una cantidad diaria de sensaciones placenteras a lo largo del día y hay diferentes formas de conseguirlo. Comer sin parar es una de ellas y es necesario identificarla para poder evitarla.

Si te sientes mal y buscas consuelo en la comida, engordarás. Deberías buscar tu felicidad en otra parte.

Más información:
Moore CJ, Lowe J, Michopoulos V, Ulam P, Toufexis D, Wilson ME, Johnson Z. Small changes in meal patterns lead to significant changes in total caloric intake. Effects of diet and social status on food intake in female rhesus monkeys. Appetite. 2013 Mar;62:60-9. doi: 10.1016/j.appet.2012.11.011. Epub 2012 Nov 30. PubMed PMID: 23207191.
How to increase serotonin in the human brain without drugs
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: