¿Existe diferencia entre cetosis y cetoacidosis?

Siempre evito hablar de cetosis porque es una palabra que asusta.

Habitualmente quien la oye la asocia directamente a una patología que se da en la diabetes (tipo 1 normalmente) cuando no se hace un buen control de la enfermedad o cuando no se sabe que se padece (y por lo tanto no se controla)

Me sorprende mucho que quienes confunden ambos términos y su significado sean profesionales de la rama sanitaria (y me quedo a cuadros cuando la consulta es con la “educadora” de diabetes). Les disculpo pensando que cuando estudiaron solo vieron las patologías o que sus libros de texto no explicaban la cetosis nutricional, como en tantos libros que se estudian actualmente.

En fin, la diferencia es harto sencilla y con unos esquemas vas a entenderlo perfectamente.

CETOSIS ASI FUNCIONA

Durante la cetosis nuestro hígado produce cetonas (ácido acetoacético (acetoacetato) y ácido betahidroxibutírico (β-hidroxibutirato)) a partir de ácidos grasos y aminoácidos que ha extraído de los alimentos (grasas y proteínas). Las cetonas sirven para alimentar a nuestros órganos y a nuestro cerebro cuando no hay suficiente glucosa disponible.

Date cuenta que sin el mecanismo de cetosis, no podríamos pasar sin comer más de 24h. Sin esta vía alternativa de energía y dado que disponemos de una reserva limitada de glucosa, la cetosis se convierte en indispensable para nuestra supervivencia o moriríamos de hipoglucemia.

Es cierto que se necesita un tiempo de adaptación. Es cambiar el tipo de combustible de usar glucógeno pasaríamos a usar los ácidos grasos circulantes o almacenados en el tejido adiposo. Y se consigue llegar a producir cetonas mediante el ayuno o comiendo menos de 50 gramos de hidratos de carbono al día.

CETOACIDOSIS DIABETICA

 

Para que en un organismo se produzca cetoacidosis tiene que haber muy poca o ninguna insulina disponible. En este caso ni la glucosa ni las cetonas (ATP) pueden entrar en las células y ambas se elevan en la sangre, pero las células siguen sin disponer de alimento. Sin insulina disponible no hay forma de abrir los receptores de las células y el cuerpo comienza a liberar energía produciendo cetonas del tejido graso y músculos para dar de comer a esas células.

Y si sigue sin haber insulina, el organismo seguiría produciendo glucosa y cetonas hasta que terminase con el material del que dispone para producir energía (el propio cuerpo).

Esta era la forma en la que muchos diabéticos tipo 1 morían antes de que se desarrollase la insulina inyectable. Literalmente y como decían en la antigua Roma: “Se deshacían en azúcar”.  Diabetes mellitus significa orina de miel y es debido a que es en la orina donde se elimina el exceso de glucosa que se produce.

¿Puede producirse cetoacidosis en una persona no diabética?

No, una persona sana que no tiene afectado el metabolismo de la glucosa va a producir la insulina que necesite. No puede producirse un exceso de cetonas ni puede elevarse la glucosa de forma que se altere significativamente el pH de la sangre sin que se estimule la producción de insulina para equilibrarlo.

A la hora de explicar mecanismos fisiológicos, podemos perdernos en términos técnicos que casi nadie entiende o explicarlo lo más sencillo posible.

cetonas

De las personas diabéticas se pueden aprender muchísimas cosas acerca de la fisiología humana.
Se puede aprender mucho sobre alimentación, nutrición y hasta sobre las mentiras en el etiquetado de alimentos.
Desde aquí mi admiración y apoyo a todas las personas dulces que lean esto!
 
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: