¿En qué se parecen las dietas que benefician la salud?

Me hizo mucha gracia un comentario de Marga que decía que la dieta que seguía no se encuadraba en ninguna de las que habíamos expuesto. Para su tranquilidad (y la de muchos otros que picoteamos los mejores alimentos sin ceñirnos rígidamente a ninguna dieta en especial) dedico este artículo. Sin entrar en peleas de hidratos sí o no, carnes magras o grasas, identificando a los verdaderos culpables de las enfermedades de la civilización (cardiovasculares, obesidad, diabetes..etc) ya estaremos haciendo lo mejor. Así que vamos allá!!

Siguiendo un poco con la aclaración dietética que comenzamos con las diferencias a la hora de elegir alimentos, ahora vamos a verlas desde una perspectiva unificadora.

Las dietas se pueden clasificar «grosso modo»  según los alimentos que incluyan o los que excluyan. Al fijarnos un poco en las similitudes dietéticas a la hora de excluir alimentos es mucho más fácil entender porqué en los estudios al respecto, dietas como la paleolítica, mediterránea  y cetogénica o LCHF siempre obtienen mejores resultados cuando se comparan con la típica dieta occidental.

Salvando las diferencias «teóricas«, los alimentos que excluyen las dietas saludables son:

lista de alimentos dietas saludables

¿Pero que es refinado o procesado? 

Azúcares refinados, nos referimos a aquellos que han sido tratados eliminando vitaminas, fibra y minerales. Si miras la etiqueta del azúcar de mesa no tiene más información nutricional que el número de calorías que contiene, y es por eso que se le denomina alimento de calorías vacías.

Cereales refinados son por ejemplo el arroz blanco al que se le ha desprovisto de su cáscara y germen que es ahí donde estaban las vitaminas, minerales y fibra, lo que queda es almidón y poco más.
El arroz seguramente sea el menos malo de los cereales refinados, pero no hay que olvidar que es un alimento de relleno calórico, nutritivamente es muy escaso su valor (a pesar que te guste y lo consumas… que no son asuntos incompatibles)

Harinas refinadas de nuevo volvemos a eliminar la parte nutritiva de la materia prima con la que hemos hecho la harina. Nos quedamos con el almidón y eso no deja de ser un azúcar que tarda un poco más en digerirse. Al tomar este tipo de harinas estamos restando nutrientes a la vez que añadimos calorías, el resultado es una dieta pobre. Comer, alimentarse y nutrirse son estados muy diferentes.

Carnes procesadas, en esta categoría incluye carnes que han sido tratadas (o maltratadas) de tal manera que se asegura su seguridad alimentaria, es decir, que no van a provocarnos infecciones pero que por el tratamiento recibido han perdido nutrientes (altas temperaturas, disolventes, bactericidas, procesamientos químicos que permitan su almacenamiento más tiempo..etc) Una salchicha fresca que se pudre fuera de la nevera no se considera procesada (está manipulada) pero una salchicha que puede estar 3 días o una semana fuera de la nevera y lo único que pierde es agua, es una carne procesada. ¿Y el bacon? Solo recuerda que si se pudre, es alimento.

Alimentos enriquecidos, los incluyo en esta lista porque si necesitan enriquecerse con vitaminas y/o minerales, es debido a que de por sí es un alimento que carece de los nutrientes necesarios. Al enriquecer no convertimos en saludable un alimento que no lo es, exactamente igual que por echar una pastilla multivitamínica en un cubata este no es menos malo.

Aceites vegetales refinados, sucede lo mismo que con las harinas, al refinar un aceite eliminamos la parte más nutritiva y obtenemos un ingrediente carente de valor nutritivo más allá de una gran cantidad de calorías y ácidos grasos de tipo omega 6 proinflamatorios.

Grasas trans hidrogenadas parcial o totalmente presentes en la mayoría de bollería industrial, margarinas y grasas vegetales. Culpables del aumento de enfermedades cardiovasculares y no se conoce una cantidad que podamos decir es segura para su consumo, por lo que es conveniente no consumirlas (y mucho menos a diario)

En resumen, para seguir una dieta acertada, necesitamos dan prioridad a los alimentos que no solo sean seguros de consumir, también aquellos que aporten nutrientes. Nunca como hasta ahora han existido tanta cantidad de calorías vacías, de alimentos vacíos en nuestra dieta, y quizás no sea tan importante saber qué debemos comer como tener muy claro aquello de lo que no debemos alimentarnos. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
A %d blogueros les gusta esto: