“Las otras” hormonas que controlan tu metabolismo (y tu peso)

Las hormonas u órganos endocrinos son los encargados de manejar cuanto comemos, cuando paramos de comer, cuando usamos la energía de los alimentos y cuando almacenamos esa energía. Los más populares son el páncreas que crea insulina y glucagón y las glándulas suprarrenales que producen epinefrina y norepinefrina.
obesidad hormonas

Pero hay muchos otros tejidos que sin ser órganos producen hormonas y con ello regulan la adquisición y uso de alimentos, nutrientes y calorías.

El tejido adiposo, que muchos aún creen es un almacén inerte, produce varias hormonas que tienen muchísima importancia en la regulación del apetito:

Leptina, un polipéptido que funciona como señal de saciedad. Actúa en el cerebro, sobre el hipotálamo, suprimiendo el apetito.
Contrariamente a lo que dicta la lógica y que pudiera hacerte creer que si estás obeso es porque tienes poca leptina, en realidad el 
nivel de leptina es proporcional a la cantidad de tejido adiposo, cuanta más grasa acumulas mayor es la cantidad de leptina que segregas.

Adiponectina, también es liberada por el tejido adiposo, este polipéptido produce efectos en varios tejidos, procurando un aumento del uso de glucosa y ácidos grasos. También aumenta la sensibilidad de los tejidos a la insulina.

Resistina, otra hormona que produce el tejido adiposo y que bloquea la actividad de la insulina. Sus niveles aumentan con la obesidad lo que podría explicar la pérdida de respuesta ante la insulina que se presenta cuando existe sobrepeso.

Pero nuestro sistema digestivo también juega su parte y es una gran parte, produciendo hasta 20 hormonas peptídicas con diferentes funciones. 

Incretinas, se producen en el intestino una vez hemos comido y digerido la comida, lo que hacen es impulsar la producción de insulina en el páncreas.

Colecistoquinina; se produce en el intestino en mayor cantidad cuando hemos comido alimentos ricos en grasa y actúa suprimiendo el apetito.

– PYY3-36, un oligopéptido que segregamos en mayor cantidad cuando hemos comido mayor cantidad de proteínas y actúa sobre el hipotálamo para suprimir el apetito.

Grelina, este peptido producido por el estómago aumenta durante el ayuno y disminuye inmediatamente después de una comida; esta es la única hormona gastrointestinal que estimula el apetito.

– Amilina producida en el páncreas es una  hormona peptídica y que junto con la insulina regula la glucosa en sangre, disminuye la velocidad del vaciado gástrico y envía señales de saciedad para evitar los picos post-prandiales de glucosa en sangre.

Neuropeptido Y, en el hipotálamo y sistema nervioso autónomo también producen aminoácidos neuropéptidos que actúan como neurotransmisores con diversas funcionalidades como estimular el apetito y aumentar el almacenamiento de energía en el tejido adiposo. 

Al igual que muchas enfermedades, la obesidad no tiene una causa única. Es un trastorno complejo que implica apetito y metabolismo, es un reflejo del medio ambiente en el que nos desenvolvemos.

Las personas obesas no engordan ni adelgazan de forma continua, existe lo que se conoce como puntos de ajuste (set point) que puede durar décadas, en los cuales el peso se mantiene constante y es relativamente independiente de la ingesta energética y del gasto calórico. Las otras hormonas, especialmente la leptina, son las que dictan cuanto y durante cuanto tiempo vamos a pesar lo que pesamos. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • Javier

    Hola Ana, muy buen artículo pero no he entendido lo de los puntos de ajuste
    ¿Cuando te refieres a los puntos de ajuste lo que dices es lo mismo que el plateau?

    Un saludo y gracias

  • Rosa

    La mayoría de hormonas que comentas no me suenan de nada, ya me veo pasando del hola y leyendo sobre endocrinología en la playa.

  • Jose García

    muy cierto eso que cuenta de que los obesos no engordamos continuamente, en mi caso adelgazo hasta un peso y me cuesta seguir bajando, lo mismo a la hora de subir que por mucho que coma de los 82 quilos no subo

    ahora desde que hago cetosis ya bajé 22 quilos sin subir un solo gramo para que digan que no es saludable

    • bere

      hola yo estoy aciendo la dieta cetogenica de los 50dias.. simas bien se dice que al dia 20 se deveria bajar 10 kilos yo voy en mi dia 15 y solo e bajado 4kilos ago ejercicios y como li que corresponde… tu en cuanto tiempo lograste bajar 20 kilos… yo nesecito bajar 20 kilos para estar en un peso promedio… espero me puedas ayudar. gracias

  • Mariam

    Lo del metabolismo cada vez se me hace más cuesta arriba, con tantas hormonas una se pierde

  • Pingback: “Las otras” hormonas que controlan tu metabolismo (y tu peso) | CookingPlanet()

  • Sofía

    Hola! He leído por muchos lugares que una dieta low carb puede provocar hipotiroidismo, pero en la mayoría de los casos se asociaba con el estrés. Yo no tengo problemas con el peso, quiero mantenerme. Hay quienes afirman que lo mejor es hacer ciclados para “acelerar” el metabolismo (aunque el metabolismo lo usan para todo jaja). Actualmente hago dos comidas y suelo comer bastantes verduras, de fruta sólo tomates y paltas ya que me producen malas digestiones las demás. Tenía duda sobre la calabaza, en algunos lados leo (aquí por ejemplo, que sólo tienen 4 gramos de azúcar, pero en otros leo que tienen 8 gr.). Las papas aderezadas con mayonesa y frías traen beneficios para la salud (control de glucosa en metabolismo sano)? Digo, por el almidón resistente ya que no encuentro Fécula de papa. No me muero por comer papas, ni estoy estresada, de hecho estoy muy cómoda con mi alimentación pero me preocupa volverme “resistente al almidón” (si es que eso es posible) Gracias, me encanta el blog que me ha hecho descubrir a un montón de médicos (Attia, Lustig, Diet Doctor, Kruse…) 😀

  • Pingback: Vesícula, cálculos biliares y dieta baja en grasa | Me gusta estar bien()

  • Almudena

    Me gustaría preguntarle si el tipo de dieta que propone puede “reanudar” la actividad hormonal tras dos años de menopausia. Parece que a mí me está pasando, y me pregunto si tiene respuesta para ello. Sé que los ovarios pueden continuar con baja actividad durante mucho tiempo después de la retirada de la menstruación, pero quizá el aumento de la ingesta de grasa, y la disminución de hidratos puedan tener algo que ver. Muchas gracias por su trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: