Todos llevamos un dietista dentro. De la teoría a la práctica

Sigo con “mis chicas” del grupo de obesidad.

En las primeras charlas me di cuenta que no podía hablarles de hormonas, macronutrientes o de balance energético, la mayoría son mujeres jubiladas y viven en el rural.
Aquí el discurso técnico no sirve, es como si les hablase chino, así que pensando un poco se me ocurrió una idea.

Tal como hacía Sócrates con sus alumnos a los que les hacía preguntas para que fuesen ellos mismos los que llegasen a las conclusiones y recordando la famosa frase de Confucio:

Dímelo y lo olvidaré, enséñamelo y tal vez lo recuerde, implícame y lo aprenderé”. Confucio

Decidí darles el protagonismo y según se iban sentando les plantee una escena:

Primero les pregunté si tenían animales en casa, la mayoría dijo que sí, pollos, cerdos y algún carnero, alguna hasta tenía vacas.
Perfecto!!
Pongamos que tengo un pollo o un cerdo que quiero hacerle engordar mucho y muy rápido ¿qué hago?

En ese momento me di cuenta que había dado con la clave, se me vinieron arriba y yo pasé a un segundo plano tomando nota y aprendiendo. Ellas como buenas dietistas de sus animales me comenzaron a contar sus recetas de engorde animal:

–          A mis pollos les pongo azúcar en el agua y no veas lo bien que se me dan, se ponen lustrosos que da gusto!

–          Si quieres que engorde un cerdo dale harina con agua, es lo más rápido!

–          Hay que darles pienso de trigo, sobre todo al final, porque si utilizas “picón” (maíz molido) engordar engordan, pero es más lento.

–          Y si ves que las gallinas no comen el pienso, para variar les das pan duro con agua y azúcar y se vuelven locas, comen más y engordan que da gusto con la mitad de trabajo.

Cuando terminaron les expliqué que salvando las distancias lo que hacían con sus animales es justo lo contrario de lo que deberían de hacer ellas si querían perder peso.

Azúcar y agua es lo que tomamos cuando tomamos refrescos azucarados o un zumo (sobre todo los industriales) calorías vacías y muy fáciles de digerir.

Harina y agua es con lo que se hace toda la bollería, pan y dulces. Por muy artesanal que sea una empanada: pan es pan.

Que la harina de trigo engorda más que la de maíz es simplemente porque es menos refinada y menos glúcida.
Un claro ejemplo de la importancia de la fibra y el índice glucémico.

– Variar en el mismo tipo de alimentos, pasar de tomar harina a pan con azúcar es algo que conoce muy bien la industria alimentaria y así con los mismos ingredientes te pueden hacer pan, empanadas, espaguetis, macarrones, kellog´s, pan bimbo, croasanes, donuts, galletas…etc.

Solo me quedó decir:
Si queréis adelgazar, no comáis los alimentos que hacen engordar a vuestros animales.
Así de sencillo!!

cereales del desayuno

La sabiduría que durante tantas generaciones hemos ido acumulando acerca de los alimentos y su efecto sobre nuestro organismo, es tan valiosa como poco valorada.
Antes, no hace mucho, cuando una madre quería alimentar a su hijo/a le echaba una yema en la leche, le daba hígado, mollejas y sesos. El tuétano era un premio. El padre que trabajaba para mantener a la familia era el que comía primero los huevos que eran un bien escaso. A las parturientas les daban caldo y comían hígado para reponerse. Si estabas enfermo yemas de huevo crudas.

Nuestras abuelas no eran diplomadas, pero sabían qué alimentos eran nutritivos y cuales no. Esto es lo que hemos perdido, las madres actualmente con tal que el niño coma les dan lo que sea, y un bollicao alimenta pero un queso curado engorda y es malo para la salud.

Es una pena que el progreso haga que cada vez seamos más ignorantes.
Estamos involucionando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • Yaj

    Debo decir que es un gusto enorme visitar su página, Ana. Lo que nos compartes deja una agradable experiencia, con la que aprendemos y crecemos mucho. Y lo mejor es lo recreativo que resulta leerla, pues te deja de muy buen humor para el resto del día, ya que su buen humor se transmite.
    Gracias por enriquecer las vidas de tus lectores.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Gracias Yaj!!
      Estoy con esa ardua tarea de hacer que mi hijo crezca siendo una persona positiva, será que se me contagia
      😀

  • dennel

    Qué gran ocurrencia. Mi médico de cabecera es el reverso tenebroso: para ganar peso me dijo que comiera espaguetis, lo de las 5 comidas y demás, mientras que a a otros para adelgazar les ha dicho lo mismo y se ha quedado tan ancho. A quien tenga un médico joven espero que le vaya mejor.

    (Y encima no necesito subir peso ni si quiera según su pvto indice de masa corporal XD )

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Según el IMC estoy desnutrida, vamos a cambiar también ese paradigma!!
      A los pollos también les hacen comer durante todo el día para que engorden, comida fácil y disponible a cualquier hora, como en los McAutos

  • Ric

    Una genia, muy buena idea la de utilizar el método socrático. Y es que los seres humanos somos así: Muy inteligentes en ciertas áreas, y unos verdaderos tontos en otras.

    Gracias Ana.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Sí, es alucinante que sepan engordar a un animal pero no sepan que alimentos les engordan a ellas.
      psicología inversas

  • Paloma Batanero

    Me ha parecido simplemente GENIAL!
    Además, los alimentos que les dan a los animales domésticos para que engorden suelen ser de los más baratos…

  • http://novuelvoaengordar.com Vicente

    Hola Ana,

    una de las diferencias: el pienso para engorde, cuando es para los pollos lo venden en sacos, mientras que cuando es para humanos lo venden en cajas de cartón, con dibujos infantiles impresos, y en cantidades más pequeñas.
    Frente a los “cereales de desayuno” hay que reivindicar los “huevos de desayuno” o el “filete de desayuno”. Quizá hay que meterlos en cajas de cartón con vivos colores para que se conviertan en alimentos “de desayuno”.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      A mi familia les he propuesto como experimento que no compren ningún alimento al niño con dibujitos
      Les está costando
      Y fue a raíz de unos yogures que entre otros ingredientes tenían jarabe de glucosa y fructosa
      A ver para qué necesitan eso unos yogures (que se los estará comiendo mi suegro..

  • Aixa

    Mi guela les daba a los bichos arroz hiper-cocido pa engordarlos, hecho casi gachas. Mas claro, agua…

  • Pingback: La guerra del lenguaje (I): hablemos de harina, no de cereales | No vuelvo a engordar()

A %d blogueros les gusta esto: