¿Que grasa miden en el perfil lipídico de los análisis de sangre?

Si quisieras medir la cantidad de grasa que come una persona en su dieta tendrías que medir unas lipoproteínas llamadas QUILOMICRONES, pero no verás ese marcador en tu análisis de sangre. El resto de lipoproteínas lo que miden son lípidos o grasas que nuestro cuerpo fabrica, mayormente en el hígado, pero que no tienen una relación directa con las grasas absorbidas del intestino.

A las lipoproteínas se las nombra en función de su densidad. Previamente se separan del suero sanguíneo por un método llamado electroforesis, una técnica que separa moléculas según la movilidad de éstas en un campo eléctrico y más tarde se separan entre sí por su densisdad. 

Las lipoporteínas con mayor concentración de lípidos son las que tienen menor densidad. Y las que tienen menor densidad (VLDL o pre-β-lipoproteina) se fabrican en el hígado y se encargan de transportar triglicéridos (el nombre actual y más correcto es triacilglicerol) del hígado a otros tejidos.
Las VLDL también contienen colesterol y ésteres de colesterol

lipoproteinas

 

¿Qué sucede con los triacilgliceroles (triglicéridos) mientras ayunamos?

Así como bajan los niveles de glucosa y de insulina en la sangre, deja de inhibirse la hormona encargada de acelerar la lipolisis (romper grasas en moléculas más pequeñas y fáciles de manejar) en el tejido adiposo.

La lipolisis produce ácidos grasos libres y glicerol. Los ácidos grasos recién liberados del tejido adiposo circulan en la sangre y se unen a la albúmina hasta que llegan a células hepáticas o musculares y se oxidan para producir energía al formar acetil-CoA. Algunas moléculas de acetil-CoA se convierten en cuerpos cetónicos que sirven de energía a los músculos y cerebro durante el ayuno.

El hígado sigue produciendo VLDL y HDL liberándolos en la sangre aunque durante el ayuno es menor su cantidad. La glucosa obtenida del glucógeno hepático y los ácidos grasos transportados al hígado desde el tejido adiposo se convierten en los precursores de la creación de más VLDL.

La lipolisis por tanto es un estado hormonal que permite romper moléculas de grasa almacenada en el tejido adiposo y poder reutilizar sus componentes para necesidades nutricionales.

Al mantener periodos de ayuno, como cuando dormimos, permitimos la regulación hormonal y a la vez el uso de grasas. Y consecuentemente a mayor período de ayuno antes de un análisis mayores van a ser las concentraciones de grasas en la sangre, tenlo en cuenta.

Más información:

Development and physiological regulation of intestinal lipid absorption. II. Dietary lipid absorption, complex lipid synthesis, and the intracellular packaging and secretion of chylomicrons. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2007;
293:G645–50

C1-Like 1 (NPC1L1) protein in intestinal and hepatic cholesterol transport. Ann Rev Physiol. 2011; 73:239–59

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • Piedra

    Hablando de grasa y con estudios y demostraciones de esas “que no sirven”:
    https://disiciencia.wordpress.com/2014/12/23/duplicar-la-grasa-saturada-en-la-dieta-no-aumenta-la-grasa-saturada-en-la-sangre/

    Saludos.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Lo que más fastidia es que este tipo de estudios no tienen repercusión en la prensa, si fuese uno epidemiológico sobre carne que produce cáncer nos lo ponían hasta en la sopa.

      • Piedra

        De donde se puede deducir que los mismos que controlan una industria (alimentaria), controlan otra (propagandistica).

  • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

    He comenzado a leer el libro de DietDoctor y al principio hace un breve resumen histórico en el que se ve que no han sido tantos años como nos creemos.
    1984 fue hace 2 telediarios, ese “experimento” de dar miedo con las grasas no es algo de “siempre” y la buena noticia es que para nosotros ya es cosa del pasado (como un mal sueño)
    Feliz 2015!!!

  • Herm

    Buenos días Ana.

    Te felicito por el blog, es realmente muy ameno y divulgativo.

    Me gustaría preguntarte por los almidones resistentes, de los que has hablado en entradas anteriores. Al comentar sobre la fécula de patata, indicas que es necesario llegar a unos 40 grs./día durante un mes para que los beneficios puedan verse.

    ¿Debemos tomar esta indicación como una suerte de “fase de carga”, para luego bajar la “dosis” o por el contrario, es necesario mantenerla de forma continua?

    Gracias por adelantado. Un saludo y felices fiestas.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Depende del caso y de la persona, me explico, para regular glucosa en diabéticos tipo 1 cuanto más se mantenga la dosis mejor control
      En diabéticos tipo 2 como Steve mantiene las 4 cucharadas al día y ha mejorado los números
      40g es la cantidad que da resultado en los estudios, para mi caso particular es excesiva, me paso el día en el baño, por eso es mejor ajustar la dosis a la persona que no somos estudios andantes xD

A %d blogueros les gusta esto: