Beneficios de un consumo moderado de alcohol

 

En muchos estudios sorprende encontrar que los bebedores ocasionales, a menudo, gocen de mejores niveles de salud que los abstemios. Pero no se trata únicamente de la dosis que se consuma, el tipo de bebida alcohólica también tiene mucha importancia, tanta como el estado de salud previo de la persona.

vida es lo que haces entre cafe y vino

¿Cuáles son los beneficios?

Un consumo moderado de alcohol se asocia con menor riesgo de enfermedad cardíaca y/o enfermedad cardiovascular. (3)
Mayor longevidad.
Reduce el riesgo de desarrollar artritis reumatoide.
Reduce el riesgo de resfriado.
Existen estudios sobre muchos otros beneficios: gastritis, Alzheimer, Ictus…etc demasiados para un solo post, por eso en este artículo solo mencionaré unos pocos.

¿Cuánto es un consumo moderado?

En hombres menores de 65 años: 2 bebidas al día.
En mujeres: 1 bebida al día

Una bebida en vino serían: 148ml
En destilados hasta serían: 44ml

¿Cómo se consumiría?

Por los resultados que hasta ahora se han obtenido es más beneficioso un consumo menor a diario, el típico vaso de vino con la comida, que un consumo excesivo aunque sea ocasional.

¿Y como sucede? Existen varias hipótesis:

-Por su efecto sobre el colesterol: Beber vino hace que aumenten los valores de colesterol HDL (2), reduciendo los niveles de apolipoproteina-A mientras que beber cerveza o destilados hace que también aumenten los triglicéridos. (1)
-Reduciendo el riesgo de trombos o coágulos, el alcohol es vasodilatador. (3)
-Reduciendo el nivel de fibrinógeno (un factor de coagulación de la sangre)
-Reduciendo la presión sanguínea (especialmente en mujeres)
-Por sus componentes polifenólicos en el caso del vino tinto que incrementan el nivel de vitamina E (antioxidante)

Deja la cerveza y pásate al vino para no tener artritis, gota ni resfriados.

En “dos estudios” escandinavos el consumo moderado de vino tinto redujo el riesgo de desarrollar artritis reumatoide en un 40-50% y también frenó el progreso de la enfermedad. (4,5). Mientras que el consumo de cerveza, aunque fuese moderado, aumentaba la incidencia de gota, con el vino no se veía reflejado ese aumento. (6)

Personas no fumadoras con un consumo moderado de alcohol en forma de vino tinto, presentaban menos resfriados que aquellas que consumían cerveza o bebidas destiladas. (7,8)

Conclusión
Un consumo moderado de alcohol puede ser beneficioso para la salud. La mejor opción es el vino tinto por delante de la cerveza y demás bebidas alcohólicas. En el momento en que nos excedemos de cantidad los beneficios pasan a ser perjuicios, y son peores si la persona no está sana. Hay situaciones como durante el embarazo o cuando se esté buscando quedarse embarazada, donde consumir alcohol no solo no es beneficioso sino que representa un riesgo muy alto. En la adolescencia el alcohol no es beneficioso. A pesar que parezca contradictorio hay ciertas enfermedades como artritis, Alzheimer y diabetes tipo 2 que puede beneficiarse de un consumo moderado de alcohol, siempre que sea en forma de vino tinto.

winegalileo

Referencias:
1. “Alcohol Drinking and Cardiovascular Risk in a Population with High Mean Alcohol Consumption,” American Journal of Cardiology 103, no. 3 (February 2009)
2. “Alcohol and High Density Lipoprotein Cholesterol,” Circulation 64, no. 3, part 2 (September 1981)
3. “Alcohol and Cardiovascular Health,” Physiology and Behavior 100, no. 1 (April 2010)
4. “Alcohol Consumption Is Associated with Decreased Risk of Rheumatoid Arthritis: Results from Two Scandinavian Studies,” Annals of Rheumatoid Diseases 68 (Feb 2009)
5. “The Effect of Alcohol on Radiographic Progression in Rheumatoid Arthritis,” Arthritis and Rheumatology 62, no. 5 (May 2010)
6. “Alcohol Intake and Risk of Incident Gout in Men: A Prospective Study,” Lancet 363, no. 9417 (April 2004)
7. “Smoking, Alcohol Consumption and Susceptibility to the Common Cold,” American Journal of Public Health 83, no. 9 (September 1993)
8. “Intake of Wine, Beer, and Spirits and the Risk of Clinical Common Cold,” American Journal of Epidemiology 155, no. 9 (May 2002)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • Anselmo

    Puras buenas noticias contigo, Ana. Ahora ya puedo comer carne, hígado, tripas, riñones, mantequilla y vino sin creer que me estoy matando. Enhorabuena. Saludos desde México.

  • MARGA

    Y que vino hay que tomar, uno normal o ecológico, por las herbicidas , etc?…Yo procuro comprar de la gente del pueblo.
    Saludos

  • Osomoroso

    Los estudios observacionales no pueden demostrar causalidad, los epidemiológicos dejan mucho que desear en general ( salvo excepciones con muy buena metodología), los estudios con correlaciones tan pobres sirven de poco….

    Hasta ahora sólo se ha encontrado cierta ventaja, despreciable en comparación con la actividad física y una buena dieta, en las fibrosis de miocardio.
    El alcohol es un tóxico, otra cosa es que las bebidas alcohólicas vengan también con algún compuesto que aporta algo beneficioso. Un Ejemplo, los polifenoles del vino pueden encontrarse en muchos alimentos sin el inconveniente del alcohol.

    Dicho esto, que cada uno beba lo que crea oportuno.

A %d blogueros les gusta esto: