¿En qué gastamos la energía durante el día y la noche?

La energía que gastamos a lo largo del día y por la noche depende de nuestras hormonas. Por el día quienes se reparten la energía son el cerebro, músculos y órganos. Por la noche, o mejor dicho, mientras dormimos, quien se lleva la mayor parte es el sistema inmune y todos sus procesos de reparación y defensa del cuerpo.

Para despertar por la mañana se necesita en primer lugar activar el cerebro por lo que se pone en marcha el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal y el sistema nervioso simpático

dia hormonas

Las hormonas que nos despiertan y que incluyen el glucagón tienen la misión de dar provisión de combustible al cerebro y músculos. Lo hacen mediante la fragmentación de triglicéridos (lipolisis) β-oxidacion de ácidos grasos, convirtiendo el glucógeno en glucosa (glucogenolisis) y produciendo glucosa de aminoácidos sobrantes que no necesita para reparar tejidos (gluconeogenesis).

Las hormonas que nos despiertan y nos mantienen despiertos durante el día inhiben algunas facetas del sistema inmune, excepto la secreción de anticuerpos y los leucocitos de la sangre.

Hacia la tarde/noche, o para quienes trabajan a turnos al final de la jornada, la bajada hormonal impide que cerebro y músculos gasten demasiadas calorías, dando lugar a la activación del sistema inmune para repararse y en el caso de los niños y adolescentes, crecer.

hormonas de noche

La hormona del crecimiento, que se pone en funcionamiento al poco de habernos dormido, es la que asigna la cantidad de glucosa que necesita el sistema inmune y lo hace estimulando la gluconeogénesis. La glucosa se regula mientras dormimos.

Al dormir el cerebro reduce su consumo de energía en forma de glucosa en torno a un 25 a 30% (3)

Cuerpos cetónicos, ácidos grasos libres y glicerol aumentan a partir de las 20,00h hasta las 00,00h aproximadamente en previsión de las necesidades energéticas de las células inmunitarias.

Los ritmos circadianos regidos por la luz solar y los sistemas neuroendocrino e inmunitario son quienes deciden el aporte energético y de donde se extrae.

Resumiendo:
-No necesitamos ingerir azúcares antes de ir a dormir porque nuestro organismo tiene suficientes mecanismos para producir la glucosa que necesita
-No es conveniente irnos a dormir mientras estamos haciendo la digestión
-Es habitual presentar cuerpos cetónicos en la primera orina de la mañana
-Respetar el descanso nocturno es imprescindible cuando estamos enfermos o si existe cualquier desequilibrio hormonal, inflamación, resistencia a la insulina..etc
-Cuando la ingesta de proteínas y demás nutrientes durante el día no es suficiente el sistema inmune se verá mermado
-Cuanto más enfermos estamos más energía se destina a nuestro sistema inmune hasta 5000 kJ/d (1194 kcal/d) adicionales en sepsis, pero no significa que se ingieran suele ser al revés, comemos menos, la energía adicional proviene de estar menos activo por el día (tenemos menos energía)
-Hormonas están encargadas de regular el almacenamiento y gasto de energía además de retención de líquidos o su volumen
-A la hora de adelgazar o regular el peso es por la noche cuando existe la ventana metabólica perfecta, mientras dormimos no ingerimos alimentos y gastamos energía en mantenerlos calientes, reparar el cuerpo y luchar contra infecciones además del gasto basal de cerebro, órganos y músculos.

-Dormir es el mejor regulador hormonal que tenemos a disposición

*Los datos calóricos de las imágenes son resultado de estudios en hombres sanos entre 30 y 40 años.
Preserved circadian rhythm of serum insulin concentration at low plasma glucose during fasting in lean and overweight humans. Metabolism 2004;53:1449–53.

 

Referencias:
1.-Effect of sleep and circadian cycle on sleep period energy expenditure. J Appl Physiol (1985) 1989;66:830–6.

2.- Determinants of 24-hour energy expenditure in man. Methods and results using a respiratory chamber. J Clin Invest 1986;78:1568–78.

3.- Diminished brain glucose metabolism is a significant determinant for falling rates of systemic glucose utilization during sleep in normal humans. J Clin Invest 1994;93:529–35.

4.-Diurnal variations in the concentrations of blood acetoacetate and 3-hydroxybutyrate. The ketone body peak around midnight and its relationship to free fatty acids, glycerol, insulin, growth hormone and glucose in serum and plasma. Acta Med Scand 1974;195:25–8.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • http://batman-news.com Susana

    Ana…y por qué con la edad es más difícil tener calidad de sueño y sus horas pertinentes???…creo que me he obsesionado con dormir bien y el resultado es peor. Actualmente, ingiero melatonina con triptófano y también estoy probando las gotas esas típicas de flores de bach para dormir. Ahhh!!! y carbonato de magnesio. Tengo 43 años.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Lo que las hormonas te dan, las hormonas te lo quitan y tenemos un sueño de peor calidad (independiente de las horas) en parte debido al decrecimiento en hormonas sexuales.
      Obsesionarse es estresarse y estresarse es producir cortisol, justo lo contrario de un sueño reparador.
      Una buena 2 higiene del sueño comienza por evitar estímulos (luces, pantalla móvil, TV) y hacer cada noche una rutina que destinada a relajarnos: nos limpiamos los dientes ponemos el pijama bajamos las luces leemos un rato … cada uno su rutina y relajarse, prueba este método y me cuentas http://www.msn.com/es-es/estilo/vida-inteligente/c%c3%b3mo-quedarte-dormido-en-60-segundos/ar-BBj9MWl?ocid=iehp

  • Nupa

    Justo llevo unos dias buscando información sobre el ritmo circadiano y la dieta. Gracias Ana.

A %d blogueros les gusta esto: