Colesterol LDL alto, distingue si es peligroso o no

Cuando nos hacemos un análisis, en el perfil lipídico suelen aparecer los siguientes datos :

Colesterol total CT
Colesterol LDL (CT- (HDL+TG/5))
Colesterol no-HDL (CT-HDL)
HDL
Triglicéridos

Este sería el perfil de lípidos tradicional, que calcula (no mide directamente) la cantidad total de LDL pero este perfil no especifica ciertos datos que serían muy relevantes como la concentración de partículas LDL más densas, o la concentración de partículas HDL menos densas. Tampoco se distingue entre partículas de triglicéridos y niveles elevados pueden interferir en el correcto cálculo de LDL

Se puede decir que con el cálculo que aparece en los análisis actuales, desconocemos la cantidad real de partículas aterogénicas que es justo la razón esgrimida para asustarnos con el riesgo de aterioesclerosis y recetarnos estatinas.

Existe una método para medir el colesterol llamado “NMR LipoProfile” que al medir (directamente) la cantidad de lipoproteínas LDL es capaz de distinguir entre las más densas y las menos. Ofreciendo más certeza a la hora de diagnosticar un riesgo real de enfermedad cardiovascular.

colesterol ldl alto

¿Cómo podemos hacer que nuestro LDL sea menos denso y menos peligroso?

-Perdiendo peso en especial grasa visceral (barriga)
-Reduciendo la ingesta de hidratos de carbono en forma de azúcares y almidones
-Manteniendo la glucosa bajo control. Una HbA1C de 5% o inferior es un seguro de vida
-Eliminando de nuestra dieta grasas trans (parcial o totalmente hidrogenadas)
-Asegurándonos un aporte adecuado de ácidos grasos omega 3, ya sea comiendo pescado azul de menor tamaño (sardina, jurel..etc.) o en forma de suplementos de aceite de pescado.

¿Cuándo tenemos mayor riesgo ante un LDL alto?

-Si tenemos obesidad central
Resistencia a la insulina
-Síndrome metabólico
-Triglicéridos elevados >150
-Niveles elevados de VLDL, aún con niveles normales de triglicéridos
-Diabetes o prediabetes (intolerancia a la glucosa)

¿Y si mi HDL es muy alto?

El colesterol HDL tiene muchas funciones beneficiosas para nuestro organismo

La más popular o conocida es traer de vuelta al hígado, las partículas de colesterol de las células periféricas (incluidas las que se encuentran en los vasos sanguíneos) para su eliminación o reciclaje.

Pero también tiene funciones:

-Antioxidantes
-A
ntiapoptótica (evita la muerte celular)
-Anti-infecciosa
Es capaz de modular la secreción de insulina

Cualquier aproximación dietética o farmacológica que implique una reducción en nuestro nivel de HDL, es simplemente perjudicial ya que aumenta nuestro riesgo cardiovascular.

Al contrario, a mayor nivel de HDL (sin intervención farmacológica) estaremos más protegidos cardiovascularmente.

Aunque existen diferentes medidas de HDL, hasta 3 subtipos, sería simplificar en exceso si dijésemos que el HDL más denso es más beneficioso que el menos denso.

Referencias:
1,-Clinical utility of inflammatory markers and advanced lipoprotein testing: Advice from an expert panel of lipid specialists. J Clin Lipidol 2011;5:338–367.
2,-Measurement issues related to lipoprotein heterogeneity. Am J Cardiol 2002;90(8A):22i–29i.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
  • Piedra

    A ver cuanto dura, pero lo imprimiré y lo colgaré en la consulta del médico, (que no es la primera vez). 😉

    Saludos.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Jejejeje, como sea igual que el mío, vas a tener que explicarle la mitad de los términos que aparecen

  • Aura

    ¡Ay, Ana! ¿Y qué médico dices que tiene en cuenta todo esto? La visita al de cabecera por mis últimos análisis fue de traca. Como buena celíaca, colesterol total en rango tirando a bajo (y eso que me pronosticaron subidón hace 12 años por el hipotiroidismo); trigliceridos bajitos, bajitos; LDL en rango pero bastante bajo, “¡Nadie tiene el LDL tan bajo!” exclamó el médico; peeeeero, HDL ligeramente por encima del límite superior. “¡Tienes que dejar de tomar tanto aceite de oliva y frutos secos!”, tronó el médico, dejando entrever en sus palabras que, de seguir así, habría que medicar.
    Los celíacos solemos tener el colesterol bajo. De hecho, entre los 20 y los 30 alguna vez lo tuve bajo mínimos (menos de 115). Supongo que el “subidón” que había de dar con el hipotiroidismo es lo que ha hecho que esté en rango. Por otra parte, hace poco di con un estudio que analizaba el perfil lipídico de los celíacos y parece ser que es habitual que el total esté hasta un 20% en hombres y un 10% en mujeres más bajo que en una persona normal. A la vez, solemos tener el HDL algo más alto de lo que correspondería. Estas proporciones no se alteran ni tras un año de dieta sin gluten. Mi médico de cabecera creo que no sabe todo esto ni alguna cosilla más. Por cierto, estoy en los huesos y tengo la sensación (absolutamente carente de base científica) de que si me bajan el HDL no voy a quedar.
    Por cierto, alguna vez se leen historias de celíacos con el colesterol alto que se les ha normalizado al dejar el gluten. Lo digo porque parece que la alteración del perfil lipídico en sentido contrario también se da, aunque sobre esto no he visto estudios.

    • http://www.megustaestarbien.com AnaMuniz

      Celíacos con enfermedades inflamatorias (derivadas o no) como colitis Crohn tienden a tener el LDL muy alto. Y como tu dices, en casos sin diagnosticar.
      A mi los médicos de cabecera me dan un poco de pena, y es que no pueden saber de todo y mucho menos ser especialistas en todo tipo de enfermedades. No creo que un especialista te dijese que dejes el aceite y las nueces, sabiendo que tu dieta es ya muy restrictiva.
      Puedo afirmar que mi colesterol sube y mucho si tomo gluten, pero mucho, mucho y en teoría no tengo daño intestinal pero si permeabilidad, quizás esté ahí la diferencia.
      Dale mimos a tu médico de cabecera… solo intenta mantener su autoridad 😛

  • Aixa

    Ya puse en algún otro post: mi medica es atípica, no “lee” resultados como el resto, esta muy pendiente de cosas que ni yo me percataría, se nota que busca la información por su cuenta haciendo menos caso de los protocolos oficiales. Y como no podía ser de otra manera… Se llama Ana!!!
    Hay que empoderarse como pacientes y dialogar con ellos, que no sea una conversación padre-hijo. Poco a poco podemos cambiar las cosas,

A %d blogueros les gusta esto: