#Receta #LCHF Pollo con Salsa de Pistachos

Nada me gusta más que cuando alguien que sigue una dieta LCHF me dice que ahora come mejor y mucho más variado que antes de seguir esta dieta. Que ha perdido el miedo a comer grasas (aún sin vesícula) y que ha descubierto que son muchos más los alimentos que puede comer que aquellos que no le convienen.

Darte cuenta de esos detalles tan importantes, a la vez que has perdido grasa, ganado (o mejor dicho recuperado) músculo, te sientes mejor y con más energía, es sin duda la forma ideal para hacer de una dieta, que al principio pensabas te ayudaría a perder unos “kilitos“, tu forma de vida.

Conseguir todo esto con 76 años.  Conseguir cambiar las ideas sobre nutrición o sobre la forma de alimentarse de toda una vida, es todo un logro. Y la prueba definitiva de que da igual la edad que tengas y lo enferma, cansada o poco capaz que te sientas.

Si tomas la decisión de probar lo que hasta ahora te estaba casi prohibido (comer más grasas), porque te has dado cuenta que lo que te recomendaban, desde hace demasiado tiempo, solo te llevaba a ganar peso y tomar cada vez más pastillas.

Sólo por tomar esa decisión mereces todo lo que has conseguido.

Gracias por tu valentía, cariño y por tu amistad. 
Aurora, las buenas personas, cómo tú, merecen una buena vida.

Lo de las clases de cocina queda pendiente 😉

pollo-con-pistachos

#Receta #LCHF Pollo con Salsa de Pistachos
 
Preparación
Cocinado
Tiempo
 
Autor:
Raciones: 4
Ingredientes
  • 4cdas aceite de oliva
  • 1cdita de tomillo
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 4 filetes de pollo en trozos
  • 4cdas vinagre de manzana
  • 125ml agua de coco
  • 65g pistachos picados
  • Sal marina
Así se hace
  1. En un bol pon 2 cucharadas de el aceite de oliva, tomillo, sal y ajo
  2. Mezcla todo, añade el pollo y empápalo bien
  3. En una sartén a fuego medio coloca y removiéndolo cocina el pollo unos 10 minutos
  4. Retira el pollo y colócalo en una fuente
  5. Baja el fuego y en la misma sartén de antes y aprovechando el calor pon el vinagre, 2 cucharadas de aceite y remueve sin parar por 1 minuto.
  6. Añade el agua de coco y cocina al menos 10 minutos hasta que la salsa espese
  7. Añade los pistachos, remueve 1 minuto, apaga el fuego y añade el pollo que tenías reservado.
  8. Mezcla bien y sirve cuando aún esté caliente.
  9. Y a disfrutar!!

Trucos y tratos:
-El agua de coco se puede cambiar por caldo de pollo
-Los pistachos pueden cambiarse por nueces de cualquier tipo
-Si te apetece un toque thai puedes añadir unas gotas de stevia y hierba limón (lemongrass)

Si necesitas comprar agua de coco, pincha aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Redes sociales:
Si te gusta, comparte
A %d blogueros les gusta esto: